lunes, 8 de abril de 2013

SI CARLOS 'V' LEVANTARA LA CABEZA

Gracias a nuestro compañero de papeles flamencos, investigador incansable de documentos en la prensa, recogemos este artículo hecho a todas luces, por un antiflamenco. ¿Generación del 98, quizás? ¿Conocedor de la obra de Alas Clarín? ¿Amigo de Eugenio Noel?
No sabemos pero su inclinación hacia los gitanos de Granada era clara y concisa. Los gitanos: a las cuevas. Y que no salgan. 
Es curioso como un periodista docto en temas culturales exponga sus ideas tan abiertamente en un diario de tirada local como fue el Noticiero Granadino (1907)
Es curioso que lo titule como 'El Colmo'. ¿El Colmo de qué, amigo periodista?
Ya conocemos a cuanto ha estado sometido el pueblo gitano desde su entrada en España en el siglo XV. Ya sabemos las idas y vueltas que ha dado hasta establacerse, (al menos un núcleo importante de ellos) en Andalucía. Y también sabemos cuánto le debemos en el proceso de determinación del flamenco tal y como lo conocemos. ¡Ojo! Que no estoy diciendo que lo inventaran ellos ni que sean los legítimos creadores de esta música. Pero su aportación ha sido muy importante en el desarrollo de las formas cantaoras y en ciertos aspectos musicales, exclusivamente en Andalucía. 
Nuestro amigo periodista entre otras lindeces escribe como 'intromisiones inexplicables' un supuesto epígrafe que tendría el ayuntamiento para escuchar a sus ciudadanos (algo asi como un buzón de sugerencias actual)
Este hombre habla de 'blandura' y ductibilidad' de las autoridades por dejar que en el Palacio de Carlos V se hiciera un festival gitano con impúdicas danzas de gitanos. 
Desconozco si a principios de siglo el Palacio de Carlos V sólo albergaba músicas, danzas u otros espectáculos relacionados con lo clásico, o al menos, con lo 'no flamenco'.Todavía está reciente cuando Paco de Lucía fue al teatro Real y la prensa de la época lo anunciaba como un hecho insólito: 'El flamenco entra al teatro Real'. ¡Válgame Undibe!

    El barrio del Sacromonte ha atraido a turistas ya desde mediados del siglo XIX por sus habitantes, la mayoría gitanos, con una cultura propia, que han conseguido respetar y mantener tras muchos años. Los viajeros románticos ya escribían de ellos y adulaban sus formas de vida. ¿Qué motiva a un periodista a escribir esto? Sin duda, una ideología política contraria a la del ayuntamiento de la época. Recordemos que tan sólo quince años después se celebró en el mismo emplazamiento el Concurso de Cante Jondo organizado por García Lorca, Falla, y Zuloaga entre otros. Y también sabíamos cuál era la intención de tal celebración. Que no se perdiera el cante jondo. ¿Donde estaba este periodista entonces?

 Nuestro amigo habla de 'crimen de leso arte' si no se protestara. ¿Protestar ante que?-¿ante el arte más universal que tiene Andalucía? También es verdad que el flamenco a principios de siglo XX no era visto socialmente como lo es ahora. Y descontextualizar sería un error. Por eso entendemos que la pertenencia ideológica a la generación del 98 por parte de este señor y de su idealismo político contrario al que había en el ayuntamiento es a todas luces evidente.



Y lo peor de todo es que es reciente. Estamos hablando de hace apenas 100 años.
Tenemos la suerte de ser Patrimonio Inmaterial de la Humanidad (a ver si no nos lo quitan en menos de dos años) y nos tomamos este artículo como mera anécdota de como podría ser una parte de la sociedad, colmada de intelectuales y de chovisnistas anquilosados en el siglo XVII.
Nos queda la tranquilidad de que un siglo después el flamenco pisa mas fuerte que nunca en el Palacio de Carlos V gracias al Festival de Música y Danza. Si Carlos V levantara la cabeza se alegraría de escuchar a Paco de Lucía o a Estrella Morente en su patio y de seguro de daría una pataita por bulerías. 

























No hay comentarios:

Publicar un comentario