sábado, 10 de junio de 2017

Final del Concurso Membrillo de Oro 2017

En tanto que hemos hecho un seguimiento este año sobre las irregularidades del concurso Membrillo de Oro de Puente Genil, esta tarde viajaremos a Puente Genil para ver cómo se desarrollará la final y quién o quiénes son los ganadores.
Como ya vaticinamos hace una semana, la ganadora para el premio especial del Zángano intuimos que será la cantaora local Carolina López.
Desconocemos si los finalistas están o no de acuerdo en que la hayan colado irregularmente en la final no respetando el artículo de las bases que destacaba que solo habría cinco finalistas y no seis como va a haber esta noche.
El flamenco y los flamencos siempre han sido valientes y no han aceptado que les tomen el pelo, y menos por un premio económico ínfimo. Ahora es el momento de alzar la voz y decir aquello de "en mi hambre mando yo", y no dejar que determinados políticos irresponsables hagan barbaridades con ellos. ¿Habrá valor por parte de algún finalista de impugnar el concurso?

sábado, 3 de junio de 2017

Sonetos y poemas para la libertad. Miguel Poveda. Granada,2/6/2017.

Cuando el desconocido que tienes a tu lado, en una butaca, te transmite el nerviosismo, la tensión y las ganas de que empiece el concierto, es que algo grande va a ocurrir. Cuando esa sensación se palpa en un Palacio de Congresos prácticamente lleno y con ansias de escuchar copla y cante es que todo puede pasar. Y pasa.
Nadie duda del poder mediático de Miguel Poveda, de su trascendencia musical más allá de los límites del cante flamenco, y de su poder de convocatoria para el abanico más amplio que se pueda abrir y en el que confluyen desde jóvenes de 15 años hasta aficionados de la tarde tercera edad.
Pocos consiguen acto de tal relevancia.
Ciertamente, Miguel viene del mundo del flamenco; un mundo cerrado, extremista en las formas ortodoxas del cante, que no permite que se entre y se salga de él con la naturalidad de quién es capaz de hacer una seguiriya y, tras ésta, cantar a Rafael Alberti y vindicar a García Lorca o Miguel Hernández adentrándose en la copla.
Si algo mantiene viva la música es su evolución. Y un espectáculo como el de "Sonetos y poemas para la libertad", resume un universo musical con entidad definida y que mantiene viva la llama de nuestras raíces.
Otra cosa le podrán criticar a Poveda, pero cuando canta copla, te abraza con su voz.
Introdujo a Lorca con "El poeta pide a su amor que le escriba", para adentrarse en aquellas coplas que el granadino recogió en su romancero: anda jaleo, los peregrinitos y los 4 muleros. Nos adelantó un par de composiciones que formarán parte de su nuevo trabajo discográfico que engarzó  rescatando a Alberti con "Guerra a la guerra por la guerra". De Miguel Hernández, "Para la libertad", toda una declaración de intenciones políticas, sociales y flamencas.
Con el público en el bolsillo, Miguel cambió de tercio y lo más flamenco apareció en escena.
Abrió la veda Jesús Guerrero por bulerías. Impresionante. Siguió el badalonés por malagueña y rondeña que cerró recordando a Morente por Huelva, alegrias y bulerías en homenaje a Lole y Manuel. La generosidad del cantaor le llevó a invitar a cantar con él a Alfredo Tejada. Entre ambos, terciaron una soleá apolá recordando a Charamusco. Flamenquísima.
Tras esto, tientos y tangos recorriendo Cádiz, Granada y Triana con su ya personal baile picarón hicieron que el anfiteatro se viviera arriba. ¡¡Increíble!! ¡¡Eres el más grande!!! ¡¡No lo hay mejor!!! Gritaba el señor que tuve delante, con los brazos hacia arriba de manera muy enérgica.
Un penúltimo cambio de tercio nos devolvió al Miguel de sus inicios en la copla, recordando "la radio de mi madre", y entregándose de nuevo a la copla, a Quintero, Quiroga, León, Valerio y Solano, a Ochaita. A su infancia.
Retornó finalmente al flamenco con "la leyenda del tiempo" y un bis por bulerias". Dejamos para el final la inmensa, titánica y oceánica labor de quienes, junto a Miguel, consiguieron atrapar al público de un modo especial. Joan Albert Amargós, sus manos desnudas frente a la dentadura musical del piano de cola fueron imprescindibles para que el trinomio Poveda-Copla-Amargós se convirtieran en un nuevo referente de la copla del siglo XXI.
El compás de Antonio Coronel y Paquito González, fueron la claqueta perfecta junto a las palmas y los coros de Carlos Grilo, Dani Bonilla y Londro.
De lo que no cabe duda y nadie puede negar es que Miguel Poveda es el único artista capaz de llenar auditorios de gran capacidad para cantar flamenco y/o copla, y en los tiempos que corren, no hay artista que  consiga lo que él. Algo tendrá el agua cuando la bendicen.

Un sueño de locura. David Carmona. 1/6/2017.

Granada es cuna de guitarristas, tierra flamenca donde las seis cuerdas han jugado a ser diosas de la música. Desde los luthiers que se han encargado de fabricar sueños de palosanto hasta los artistas que han convertido en melodías las primitivas maderas.
Uno de esos soñadores de música es David Carmona. Hoy por hoy, la mejor guitarra de concierto con que cuenta Granada. Pese a su juventud, su dilatada carrera, su experiencia al lado del maestro Manolo Sanlúcar y su capacidad para crear, ha convertido una locura de sueño en realidad. Un sueño de locura se ha sacado de la manga, de las manos, del alma, del corazón. Porque solo así se puede crear un disco que cuenta con todos los ingredientes para llegar  muy dentro de quien lo escucha. Se llama personalidad y poder de transmisión. Algo ten valorado como difícil de conseguir.
Carmona volvió a las tablas del teatro Isabel la Católica para presentar "Sueño de locura", su último trabajo discográfico. Cuidado al extremo, desde las colaboraciones hasta la puesta en escena, han sido básicas para que lo que se lleve quien tuvo ocasión de escucharlo, fuese un trocito de su visión del flamenco.

Bulerias, tarantas, soleá, Alegrías, fandangos de Huelva, canción por soleá, bulerias y tientos tangos.
No fue todo lo que hubo porque la escala del mixolidio, desconocida para la gran mayoría, tomó protagonismo en un toque que por momentos se apoyaba en la dominante de la taranta, o bien se armonizaba y alejaba de la cadencia propia de Levante.
Las colaboraciones con las que contó no sólo sumaron puntos en el argumento del concierto sino que fueron el acompañamiento justo para no quitarle protagonismo a Carmona y sí redondear un concierto exquisito. Carmen Molina fue quien estuvo a su lado en las alegrías, fandango de Huelva, soleá y tientos-tangos. José Enrique Morente, breve y personal se acordó de su padre por fandangos y la mayor de la saga, Estrella, también formó parte del recital con una personalidad envidiable.
La colaboración especial de La Moneta, en las bulerias de inicio y en los tangos finales fueron el colofón a un recital que bien merece estar en grandes formatos como el festival de la guitarra de Córdoba, la Bienal de Sevilla o el festival de Jerez.
Para acabar con el "cuadro", el soniquete soberbio de Los Mellis y José Cortés El Indio, fueron las gotas que colmaron un vaso lleno de flamencura.

jueves, 1 de junio de 2017

A vueltas con el concurso Membrillo de oro 2017

En respuesta tanto al miembro del jurado como a los miembros de la organización Y a los aficionados de Puente Genil, insistimos una vez más en que lo que hemos pretendido desde el principio es que se cumplan las bases de un concurso de flamenco para que entre todos se dignifiquen, no solo los concursos de cante sino todo lo que los rodea. 
En respuesta a Miguel Ángel González, en primer lugar, es de agradecer que alguien de la organización (jurado) se haya manifestado públicamente argumentando desde su punto de vista las bases del concurso. 
Hemos releído las mismas y la cuestión no es reinterpretarlas (una vez más, y con carácter subjetivo) para justificarse. 
Como bien dice Miguel, el art. 15 dice: 
. La participación en este concurso implica la aceptación y conformidad de estas bases. Para lo no previsto en las mismas, la Organización se reserva el derecho a aplicar los cambios que estime oportunos. Con respecto al fallo, se acatará lo que dictamine el jurado, cuya decisión es inapelable.
Es una cuestión de simple análisis y todo quedará aclarado. 
Quien participe (no quienes tengamos legítimo derecho a opinar) aceptará las bases. Hasta aquí todos de acuerdo. 
La cuestión principal no es la interpretación de que alguien que haya cantado el
Zángano en las fases previas pueda llevarse el premio. Tal y como están redactadas, el premio se lo puede llevar quien lo haya cantado (y el jurado decida que ha sido la mejor interpretación). La cuestión no es esa, la cuestión es que las bases son claras con respecto al número de participantes en la final: 5. Ni uno más ni uno menos. El miembro del jurado (Miguel Angel) se mantiene firme en que si la cantaora local no lo hace mejor que el resto no se llevará el premio. Entonces, para que la pasan a la final si en las fases previas ha sido la mejor??
Es incoherente. Lo que es más incoherente aún es que vaya a la final y sea la concursante número 6, cuando las bases confirman categóricamente que solo pueden ser 5. En qué quedamos, 5 o 6? Si ha sido la mejor en las fases previas, por qué no le han dado ya el premio? (Aunque la entrega sea en la final) Es incoherente pasarla a la final para que vuelva a cantar "solo ese cante".
Vamos más allá. El art. 15 expresa que "para lo no previsto en las mismas la organización se reserva el derecho a aplicar los cambios que estime oportuno". En este sentido son claras: "PARA LO NO PREVISTO", pero es que las bases ya preven que a la final solo pueden pasar 5 concursantes y no 6!!!
El art. 3 que regula el número de participantes en la final ya está previsto!!
Como lo van a cambiar amparándose en el art. 15? No se dan cuenta que por esa regla de tres pueden cambiar todos los demás artículos a su antojo?
Resulta cuanto menos sorprendente que nadie del ayuntamiento se haya manifestado públicamente. Y sí haya respondido un miembro del jurado (no queremos pensar mal y creer que lo han utilizado de parapeto para no rectificar en el error que aún es subsanable).
Cuántos argumentos más son necesarios para que, en un acto de humildad y honestidad, la organización emita un comunicado asumiendo un posible error y así conseguir que todo vuelva a su cauce y se celebre la final dignamente? 
Tanto orgullo existe desde quienes son responsables del concurso? Es incomprensible. E indignante para el flamenco. 
Desde este revista ni se ha calumniado, ni insultado ni vejado a absolutamente nadie. Públicos son los artículos donde se habla de este asunto para que cualquier aficionado lo compruebe. 
Desde esta plataforma, agradecemos al blog "Pontaneando" que se haga eco de nuestros artículos y a Miguel Ángel González por haber dado la cara y exponer sus opiniones. 

miércoles, 31 de mayo de 2017

RIDICULO Y DESPRESTIGIO DEL CONCURSO MEMBRILLO DE ORO.

A lo largo del día de hoy, han sido muchas las voces que se han manifestado, ejerciendo su lícito derecho a opinar en las redes sociales sobre la ilegalidad que se está dando en el concurso de cante "Membrillo de Oro", dependiente del Ayuntamiento de Puente Genil. Tras nuestro artículo de opinión, se ha tergiversado sobremanera el contenido del mismo. Cualquiera que lo lea puede ver que queda manifiestamente claro que no se trata de un ataque personal hacia nadie, sino una defensa del flamenco y de la honestidad y el prestigio del flamenco, y por supuesto de los concursos. La desidia, la incompetencia, la soberbia, la vanidad, la ignorancia y la infantilidad que han demostrado todos aquellos que forman parte de la organización ha quedado más que clara a lo largo del día. 
Nos consta que en el pueblo todo el mundo habla hoy de esto) que algún/os de los miembros del jurado son conscientes de que se están vulnerando las reglas, y argumentan que se pueden "interpretar" de varias maneras. Las bases son muy claras. Sres del jurado, ni intenten engañar a la gente ni a su pueblo. Les honra si antes de que llegue la final, emiten un comunicado retractándose de la decisión de incluir en la final a un sexto concursante, algo que vulnera las bases como ya hemos indicado en el anterior artículo. Resulta lamentable que por posibles indicaciones de la organización ustedes agachen la cabeza y la metan entre las piernas. Si ustedes son buenos aficionados y respetan el flamenco y a los flamencos, demuéstrenlo y rectifiquen. Es de sabios rectificar. 
Lo que es más vergonzoso, es que desde el Ayuntamiento, ni la concejala, ni el alcalde, ni el secretario, ni el técnico competente hayan hecho cualquier manifestación pública en torno al concurso y a su ilegalidad. Como decía, es de sabios rectificar, pero este dicho nunca tuvo en cuenta que también había que incluir a los políticos. Y tampoco tuvo en cuenta si pudieran ser de Puente Genil. La respuesta al error tan grave del concurso hubiera pasado por varias opciones: 
1.- dar una rueda de prensa dando la cara y rectificando. (El proverbio no lo contempla, son políticos) 
2.- emitir un comunicado oficial con los mismos motivos sin dar la cara (muy propio de los políticos)
3.- mandar a los miembros del jurado a que rectifiquen (muy típico de los políticos, usar parapetos para esconder sus miserias y sus errores) 
4.- esconderse (como buenos políticos) y urilizar perfiles falsos e intentar engañar a los pontaneses. 
Por suerte, los pontaneses son y serán listos. Bastante más que sus políticos de quita y pon. 
Es sorprendente que hayan elegido la cuarta opción: la más política. La más usurera. La más vergonzante.
La última información que nos llega por vía de un perfil falso de Facebook, de los varios que parece haber en el entorno del ayuntamiento, es que esta revista se retracta de sus palabras y que ha pedido perdón a la cantaora Pontanesa. Nada más lejos de la realidad. Nos ratificamos en ABSOLUTAMENTE todo lo publicado en el anterior artículo. Cualquier pontanés puede preguntar a la cantaora si nos hemos puesto en contacto con ella para pedir disculpas. Sres de la organización, del ayuntamiento y del jurado,  SON USTEDES los que tienen que pedir perdón a esta cantaora por jugar con ella a su antojo en un ataque de localismo absurdo e inexplicable.
Nos posicionarnos del lado de la cantaora en todo momento y la apoyamos sin fisuras. Ella es solo una victima de la incompetencia de quienes mandan en este ya pseudo-concurso desprestigiado de cante. No se extrañen si empiezan a llamarlo "Membrillo de hojalata". Solo ustedes serán responsables de la imagen que tiene este concurso, gracias a sus irresponsabilidades y a sus irregularidades. Desde aquí invitamos a dignificar a los artistas que son realmente los que mantienen viva la llama del flamenco. Por ello, invitamos a la cantaora pontanesa a que, por respeto al flamenco y a ella misma como buena cantaora que es, a que se niegue a participar de esta farsa del concurso. Solo así los políticos entenderán que con los artistas y con su profesionalidad no se juega. De igual modo, invito al reato de finalistas que pidan explicaciones sobre esta irregularidad, que sean fuertes, no se amilanen y que hagan lo mismo: dejar tirados a los irresponsables. Por una única razón: si no lo hacen, los estarán ninguneando al dejar que incluyan ilegalmente a un sexto concursante, según las bases, solo 5 en la final.
Al señor que publica bajo el perfil de Manuel López Peralta, a todas luces un sospechoso perfil falso, le digo que es usted tan infantil como las personas que están detrás de esa apariencia. Medio pueblo es conocedor de que los rumores de perfiles falsos cercanos al ayuntamiento parecen existir. A las pruebas me remito. En caso de que usted sea real, (lo dudo) no quiere mucho a su pueblo y sí demasiado a sus dirigentes. Esos que tan poco y tampoco quieren a su pueblo. Publicar falsos testimonios es un delito, si sigue usted en esa línea le garantizo que nos veremos en un tribunal y desatacaremos su verdadera identidad. Recuerde que es tan fácil como seguir el rasteo de las Ip de su ordenador y de su internet. Solo espero que no coincida con la del Ayuntamiento.
Y al resto de miembros de la organización les invito a que antes de seguir haciendo el ridículo como lo están haciendo, emitan un comunicado retractándose de su error y dejen que gane el flamenco, que es quien debe ganar. Y les honrará rectificar. Les honrará mucho. No se dejen manipular, por favor. Vosotros, Sres políticos, estáis de paso, no lo olvidéis.
En caso de que la organización del concurso se retracte de sus decisiones y se mantenga firme a las bases, seremos los primeros en agradecerles el gesto y publicar una reseña a tal efecto.
Aunque si no lo han hecho ya....

Indignación en el Concurso Membrillo de Oro.

INDIGNACIÓN EN EL FLAMENCO POR EL
CONCURSO "MEMBRILLO DE ORO".

Leo con absoluta sorpresa que el concurso del Membrillo de Oro, dependiente del Ayuntamiento de Puente Genil ha "incluido" a una cantaora pontanesa (que no ha pasado a la final) en la final, como por arte de magia saltándose sus propias bases.
En el artículo 5a de las citadas bases se expone:
5a. Los cantes que tendrán que interpretar los concursantes serán los siguientes:
GRUPO A: SEGUIRIYAS, SOLEÁ, SOLEÁ APOLÁ, TONÁS (Martinete, Debla y Carcelera), POLO, SERRANA, CAÑA, LIVIANA, TIENTOS.
GRUPO B: BULERÍAS, SOLEÁ POR BULERIAS, TANGOS, CANTIÑAS, GARROTÍN, FARRUCA, MARIANA, BAMBERAS.
GRUPO C: MALAGUEÑAS, MALAGUEÑAS CON ABANDOLAOS, FANDANGOS, ABANDOLAOS, CANTES DE LEVANTE, GRANAINAS, CANTES DE IDA Y VUELTA, PETENERA.
– En la Fase Clasificatoria:
* Tres cantes. Uno de cada grupo.
* Opcional interpretación de “Zángano” para optar a Premio Especial.

No conozco a la cantaora pontonesa ni al resto personalmente, ni a nadie del ayuntamiento, lo que hace dejar claro que no tengo intereses de por medio. Tan solo la dignidad del flamenco y en este caso, de los concursos.
Pero, por qué los responsables del concurso han metido "con calzador" a esta cantaora sin haber llegado a la final???
Me consta que algunos cantaores que sí han llegado a la final ya han manifestado su sorpresa y su queja en "petit comité". Es evidente. Es una tomadura de pelo que hagan esto. Supongo que la responsable máxima de todo esto será la concejala de flamenco, Lola Gálvez. Sra, como permite usted esto? No se da cuenta que está desprestigiando el flamenco, el concurso, y a su pueblo? Y se está dejando en evidencia??
Por qué no toma medidas?
Voy más allá. Por qué el secretario del concurso, no ha impugnado este hecho?
Hay detrás intereses políticos??? Sospecho que pueda ser afín al partido de la concejala. No me diga más. Cumple órdenes de su "superiora". Me consta también que los miembros del jurado han calificado con buen criterio y son buenos aficionados. Por lo que, en cierta  medida, los dejo al margen, pero deberían haber protestado porque se les está ninguneando en favor de una directriz (posiblemente de la concejala, a la que se ve el plumero de localista).
Más datos.
El artículo 6 reza así:
 El día de la final, los/as concursantes finalistas, optarán obligatoriamente al Premio Especial “Fosforito” mejor Zángano de Puente Genil, que será interpretado además de los cantes escogidos, con al menos dos letras.

Y lanzo la pregunta: como es que han pasado a la final a una cantaora local?? Le van a dar ya el premio (especial zángano de Puente Genil) a un concursante que no ha llegado a la final???? Como puede ser esto? SI LAS BASES SON CLARAS!!!!
Repito el artículo:
EL DÍA DE LA FINAL "LOS CONCURSANTES FINALISTAS" OPTARÁN OBLIGATORIAMENTE AL PREMIO FOSFORITO ZÁNGANO DE PUENTE GENIL
Si esta cantaora no ha llegado a la final, como es que opta al premio????
Creo que es evidente. Y mi teoría es que el jurado ha sido digno y objetivo con sus puntuaciones, o sea, que han hecho bien su trabajo. Pero con el detalle de que no ha llegado nadie del pueblo a la final (no hay obligación de que sea así) y los responsables del concurso, en un acto de localismo absurdo y caciquismo han dejado claro que los intereses políticos y locales están por encima de una norma que ellos mismos han aprobado. Como se puede hacer esto? Como pueden ser tan incoherentes con sus propias normas???
Pues ahí está, señores de Puente Genil y aficionados al flamenco. Así funcionan.
He sido jurado en más de una decena de concursos provinciales y autonómicos. Jamás un concursante que no ha llegado a la final, ha optado al premio especial por Granainas, cantes de Levante, o bulerias.
Porque es incoherente.
Vamos más allá.
Otro hecho más grave aún. Las bases recogen lo siguiente:
"De todas las fases de selección se elegirán un máximo de 5 concursantes que constituirán la Fase Final del Concurso, a celebrar el 10 de junio a las 21:30 en el Teatro Circo de Puente Genil".
Ya se han publicado los finalistas. 5 son. Pero no, ahora son 6 porque han metido saltándose las bases a la cantaora local. Y ahora son 6 finalistas. Como es posible? Sr. secretario, no dice usted nada?? O es que está "atado de pies y manos" por la concejala??
Aludo directamente a la concejala porque creo es la máxima autoridad en flamenco en el ayuntamiento (menos mal que no en el resto de Puente Genil).
Deberían impugnar este concurso que se salta las bases (norma o ley a todos los efectos) a la torera. Con gestiones de este tipo el flamenco nunca será una cultura musical bien vista. Hasta que los pseudo políticos no dejen de meter la mano en él a su antojo (sin conocerlo, porque si lo conocieran al menos lo respetarían) esto no cambiará. Ya la meten en otros "asuntos".
P.d.: apostamos a qué cantaora local le van a dar el premio especial "Fosforito" mejor zángano de Puente Genil, sin haber llegado a la final???? Hagan apuestas. Yo lo tengo claro. (Una pista... es de Puente Genil 🤔😷).

lunes, 29 de mayo de 2017

David Carmona en concierto.



El guitarrista granadino David Carmona presenta este jueves su último trabajo discográfico. Discípulo de Manolo Sanlúcar, es hoy por hoy, uno de los mejores concertistas de su generación. Para esta presentación que ya ha se ha realizado previamente en Madrid (Corral de La Moreria) contará con las colaboraciones de Estrella Morente, José Enrique Morente y Fuensanta La Moneta. 
La cita es este jueves 1 de junio en el teatro Isabel la Católica.












jueves, 30 de marzo de 2017

Antonio Reyes y Rocío Márquez. Teatro Alhambra. 27.3.2017

Antonio Reyes y Rocío Márquez son, hoy por hoy, dos de los grandes puntales del flamenco actual. Ambos han labrado su carrera a base de esfuerzo y profesionalidad. Ambos se han mantenido en una estética del cante que no se aleja en ningún momento del concepto de tradición. Y es por eso, que llenan los teatros donde van. Podrán gustar más o menos, de colores está la paleta llena, pero no se les puede negar su reputación ni su sitio.


Enmarcado en el más estricto clasicismo, sus repertorios en la noche del lunes en el teatro Alhambra, dentro del ciclo 'Flamenco viene del sur' se centraron en abordar los cantes de nuestros ancestros, de los maestros y referentes de lo jondo, pese a quien pese. Incluso Pepe Marchena podía ser hiriente en algunos cantes. Tal fue su valía que hasta el propio Manuel Agujetas, cuando el sevillano iba a Jerez, era el primero en ir a verlo y en valorar su potencial. Que se lo digan a su compadre, El Platero. Menciono a Marchena pues el repertorio de la cantaora iba en esa línea. No así el programa de mano, que anunció un repertorio que poco o nada tenía que ver con la realidad, y si es un neófito que fue a verlo, le darían gato por liebre o petenera por serrana o fandango.



En el repertorio de Rocío además de lo mencionado, hubo espacio para la granaina y la milonga bien hilvanadas entre ambas. Serranas rematadas por fandangos del Albaicín, Por levante entonó la Elegía a Ramón Sijé, en claro homenaje a Morente y a Miguel Hernández en el 75 aniversario de su muerte. Retomó la memoria de Marchena en el Romance a Córdoba para seguir por bulerías y cerrar por caracoles. Con una voz caramelizada, dulce al extremo, le faltó arriesgar y dar profundidad en algunos cantes, aunque bien es verdad que el repertorio que eligió no le dio mucha tregua.
Con Antonio Reyes pasó similar. De base, el programa no acertó en los cantes, o bien los cambió en el último momento. En su argumento cantaor, pregón del uvero, seguiriyas (donde se apretó el cinturón y echó las 'asauras') soleá, cantiñas, tangos y para rematar, invitación al escenario a Rocío para entablar un diálogo por fandangos: Caracol y Calzá para Antonio, Carborenillo para la onubense.



Quién pasó fatigas fue el moronense Dani Méndez, que tuvo que tocar la soleá con la cejilla al nueve al igual que los fandangos. Pecata minuta para un todo-terreno y uno de los mejores y más vanguardistas tocaores del flamenco actual.

En el resto de ambos recitales, el compás de Los Mellis, a modo de claquetas de Pro tools cumplieron como maquinaria perfecta su rol.  

viernes, 24 de marzo de 2017

BARÓN, CAMPALLO, SELLÉS. TRÍO DE ASES. Teatro Alhambra. 20.3.2017

La semilla que sembrara Vicente Escudero sobre cómo bailar en masculino sigue dando frutos. Aquel decálogo que marcó un antes y un después en el baile flamenco ha recuperado en las figuras de Javier Barón, Rafael Campallo y Alberto Sellés toda su esencia.
Hace poco alguien me decía que estaba cansado de ver a bailaores bailar con el pecho descubierto, con bata de cola y con formas semejantes a la danza femenina. Los tiempos cambian pero no cabe duda que el eje vertebrador se mantiene. Las nuevas generaciones avanzan en la investigación y evolución de la danza flamenca y algunos de los elementos casi fundamentales del pasado desaparecen para innovar. No fue esta la intención que captamos en los tres artistas que estuvieron en el Alhambra el lunes. Dirigidos por el Premio Nacional de Baile Javier Barón, Alberto y Rafael se pusieron en sus manos para dar forma a una idea cuyo argumento se basó en el paso a tres. Son tres personalidades distintas que confluyeron en una idea común.

Algo muy preciado en el flamenco es adquirir una personalidad tal, que te haga distinto de cualquier otro. Un sello propio. Me aventuraría a hacer un experimento: ver bailar a estos artistas sin que podamos ver sus cabezas, para poder conocerlos por sus brazos, sus pies, su verticalidad. Son tan personales y tan diferentes entre sí que, incluso juntos y con mismas estructuras en las coreografías son tangencialmente opuestos haciendo exactamente lo mismo. Y no resultaría difícil identificar a cada uno.

En Alberto encontramos la fuerza de quien es joven y presume de arriesgar en el fondo y en la forma. En Rafael podemos apreciar la madurez de quién tiene un bagaje de largo recorrido y una expresividad en su braceo fuera de lo común. Sus pies no se quedan atrás y el conjunto es, hoy por hoy, uno de los grandes baluartes del baile sevillano.
Para Barón, la experiencia se une con la personalidad de quien ha recorrido el mundo dejando el pabellón del flamenco en lo más alto.

'Inmanencia' que así se llama el espectáculo, comienza con rondeña acercándose por momentos a la version de Ramón Montoya que deriva en bulerías. Una fugaz aparición de cada protagonista deja paso al más joven (Alberto) con taranto. Fue una pena que los micros del suelo apenas se escucharan pues ensombrecieron su labor y su ejecución de cara al público. Sonando tangos de Triana se escondieron entre cortinas Campallo y Barón en un juego cordial de pies hasta que aparecieron en el escenario en paso a dos. Tras un sólo de bulerías, la caña fue el primer paso a tres y la confluencia donde se conexionan tres formas de bailar y una sola de transmitir.

En solitario, Campallo brilló con luz propia en el escenario por seguiriyas. A la sobriedad de los focos se unió una impecable creatividad en cada movimiento, en cada mirada, en cada pose. Estoy seguro que solo alguien con una sensibilidad especial entre el público disfrutó de ese momento tanto como el bailaor. O más. Y no es para menos.
Algo parecido a la alegría de los tangos sucedió con las bulerías de Cádiz. Jarana y gracia salinera entre las 'pataitas' de los tres protagonistas jaleados por el resto de músicos.

Por tientos y dando descanso al baile apareció Javier Rivera.
Otro de los momentos fastuosos de la noche fue la farruca que, aunque corta en el tiempo, fue suficiente para volver a mostrar tres formas de entender el flamenco con una misma coreografía: lo difícil lo hicieron fácil. La hibridación de tres visiones se hicieron una.
Jeromo Segura dio el relevo a Javier con una milonga para engarzarla con soleá por bulerías y cantiñas al final de la noche. De nuevo y para terminar, un paso a tres, más modesto e individualista que los anteriores pero igual de vistoso.
Las guitarras de Manuel de la Luz y de Miguel Pérez junto a las palmas de Roberto Jaén y José Luís Pérez-Vera completaron un cuadro pintado por Vicente Escudero.








jueves, 23 de marzo de 2017

DON ANTONIO CHACÓN VISITA LA PLATERÍA

Fue en 1922 cuando D Antonio Chacón estuvo en Granada para presidir el Concurso de Cante Jondo de 1922. No fue su primera vez pues estuvo una temporada en la ciudad en la época de los cafés cantantes en el último tercio del siglo XIX. Ahora, en pleno siglo XXI nos visita de nuevo, esta vez en forma de libro-disco en el que se incluyen tres grabaciones inéditas hasta la fecha, de un total de 57 cantes. 
Quien dirige la obra es el coleccionista Carlos Martín Ballester. A la presentación acudirá uno de los autores del análisis musical de la discografía, el prestigioso investigador Ramón Soler. 
La presentación se llevará a cabo en la sede de la Peña La Platería, en el barrio del Albaicín, en la Plaza Toqueros, nº 1. 
La entrada es libre hasta completar aforo. Tras la presentación, habrá actuación de cante y toque por parte de Antonio Campos y el guitarrista Manuel Fernández.
La presentación correrá a cargo de Miguel Ángel Lorenzo y de Antonio Conde González-Carrascosa.




viernes, 17 de marzo de 2017

AL TRASLUZ. LUCÍA GUARNIDO. Teatro Alhambra. 13/3/2017


'Al trasluz' es una obra que juega de principio a fin con el efecto luminotécnico desde que aparece en escena Lucía Guarnido bailando una guajira. Durante la mayor parte del espectáculo la luz juega un papel principal en todo cuando alumbra. Desde los cenitales que dan intensidad a los cantes en solitario hasta la brillantez que se refleja en su bata de cola cuando baila granainas y termina con minera.
No cabe duda que existe una intención en ese uso. Sin embargo, abusar de lo oscuro puede no ser bueno si lo que se quiere mostrar es un buen baile como el de Lucía. Porque, aún al trasluz, la madurez artística rebosa en ella. El enriquecimiento escénico es bueno cuando acompaña al artista principal pero no debemos de olvidar que la transmisión depende del artista, no de los efectos paralelos. Aún así, si ese es el argumento colateral de esta nueva obra de la bailaora granaina, bienvenido sea.
Granada cuenta con artistas de primer nivel, en todas sus disciplinas. Será por eso, que algunos de ellos son los 'elegidos' por la mayoría para componer el cuadro musical que acompaña a l@s bailaor@s. Salvo excepciones, vemos que cuatro-cinco artistas se reparten el atrás de la mayoría de los espectáculos flamencos que solemos ver en Granada. Sergio 'El Colorao' y Alfredo Tejada en el cante, Luís Mariano, el 'omnipresnete Luís Mariano', y la percusión de El Moreno son bazas ganadoras en cualquier ring flamenco. Y Lucía lo sabe.
Así, comenzó con guajira, dulce como la melaza y roneante en su figura. Granainas con bata de cola blanca que dieron paso a la Elegía a Ramón Sijé de Miguel Hernández y a la minera
De la misma guisa se presentó por tangos, con recorrido desde Málaga hasta Triana parando en el Albaicín. Fue un punto de inflexión en el argumento de la velada. Contoneos continuos de cadera, dibujos corporales sinuosos y bellos de estampa. Recordó a las viejas gitanas trianeras en sus casas de vecinos con aquellos delantales que nunca quitaban de sus cinturas.
Fue generosa en el escenario pues acompañó la magistral interpretación de Ester Crisol tomando prestada las letras de 'La llorona' de Chavela Vargas. Finalizó por soleá que derivó a romances y bulerías de remate final.
Entre transiciones, Luís Mariano guió musicalmente al elenco junto a las voces de Tejada y El Colorao y la percusión del Moreno, que apostaron por cantes de trilla, alegrías y cantiñas y pregones (de los caramelos para Alfredo y del uvero para Sergio).












viernes, 10 de marzo de 2017

ANTONIO CAMPOS. Teatro Alhambra. 6 marzo 2017

De conciertazo se puede catalogar el recital de Antonio Campos en el teatro Alhambra. Se aunaron los planetas, las estrellas y hasta los duendes se atrevieron a aparecer. Algo que no sucedía hace mucho tiempo. No es exageración si digo que probablemente sea uno de los mejores recitales que le he escuchado a un cantaor en los últimos tiempos. A pesar de la ausencia por enfermedad de Pepe Habichuela, el cambio no disipó la calidad de la hegemonía flamenca que se pudo escuchar en el escenario. Cuando las fuerzas se juntan, y aparecen intrínsecas la ganas de formar el taco, de liarla, de plantarse y rebelarse es cuando todo funciona y podemos hablar de cuasi genialidad. Porque, sin temor a errar, ni faltó ni sobró nada esa noche. Hubo quien comentó a la salida que no cantó por los 'palos' fuertes, haciendo mención a las malagueñas o las seguiriyas, pero ¿acaso hacía falta? ¿Acaso no hizo grande todo lo que cantó Antonio? Fue José Carlos de Luna quien en su libro 'De cante grande y chico' sectarizó y relegó a la segunda división a algunos cantes más superfluos, según él. Menos mal que el tiempo le quitó la razón y hubo otros que sentenciaron que el cante lo hacen grande o chico los cantaores. Ahí queda eso.

Si analizamos la grandeza con la que Antonio se deshizo en todo cuanto cantó y Dani de Morón junto a Miguel Ángel Cortés en todo cuanto tocaron, toda la noche escuchamos seguiriyas de lo más puro, 'palabro' poco acertado en el flamenco aunque utilizado por un sector ciertamente ortodoxo.
De principio a fin el acierto en la elección de estilos fue la nota predominante. Cum Laude si hablamos de notas.
Campos se atrevió a elegir un repertorio nada usual, ajeno a los circuitos y al uso predominante de la mayoría de artistas. De este modo, arrancó con alboreá. Que no es común escucharla en los directos es una realidad, pero se suele hacer como remate de algunas bulerías por soléa o incluso dentro del repertorio melódico de éstas y de las bulerías romanceadas. Antonio prefirió bordar la actuación desarrollándolas sin añadidos. Continuó por cantiñas y alegrías. A pesar de venir de Jerez de actuar la noche anterior y haber acusado el esfuerzo en sus cuerdas vocales, apenas fue perceptible el lastre de tal esfuerzo. No en vano, supo dosificar su potente voz trabajando los bajos cuando el cante se lo permitía. La milonga fue un ejemplo de tal extremo, a caballo entre Chacón y Morente.
La granaína fue corta, breve, hablada y finalmente explosiva. Toda una declaración de intenciones.
Los cuatro cantes ya descritos fueron acompañados por la inmensa guitarra de Dani de Morón, cuyo protagonismo estuvo presente toda la noche. Campos supo dar su sitio al genial tocaor sevillano, a quien admira como profesional y como persona. Antonio dixit.
El cambio en la sonanta vino a continuación cuando la guitarra del granaino Miguel Ángel Cortés le acompañó por mineras y levantica. Sorprendió ver la evolución infinita en las manos del hijo de Miguelones.

Fue breve su aparición pues volvió Dani para acompañar el romance de 'la monja contra su voluntad' que debemos gracias al tesón de Luís Suárez Ávila que consiguió grabar la voz del Negro del Puerto. El paso natural en el cante se tradujo en la petenera en versión de La Niña de los Peines.
A partir de este momento, el elenco al completo mantuvieron la musicalidad del resto del recital. Los Mellis, por un lado, reyes del compás y coristas imprescindibles; Dani junto a Miguel Ángel Cortés, que se repartieron las falsetas a 'pachas'. Y Antonio más crecido conforme pasaban los minutos.
Volvió a sorprender Campos con marianas, otro cante poco usual en los directos de los artistas que engarzó magistralmente con el recuerdo a Carmen Amaya en la zambra 'Mi madre se llamó Tana' seguidos de tangos de la tierra.


El siguiente cante se desarrolló al compás de soleá pero principiando con bamberas, polo de Tobalo, caña, soleá por bulerías y soleares lebrijanas. Finalmente, hubo dos fin de fiesta, uno de ellos atípico del todo. El primero, por bulerías con la complicidad de ambas guitarrras que se regalaron falsetas la una a la otra. El segundo, por tonás recordando a Morente, y dando paso al agitador flamenco y poeta Ortíz Nuevo hablando de manera incorpórea con el maestro Morente divagando sobre la muerte del cante flamenco. Una oda a la blasfemía jonda de su desaparición. Sólo alguien como él se atreve dejar en evidencia a Manuel Morao y a tantos otros que ven la muerte del flamenco.