jueves, 1 de junio de 2017

A vueltas con el concurso Membrillo de oro 2017

En respuesta tanto al miembro del jurado como a los miembros de la organización Y a los aficionados de Puente Genil, insistimos una vez más en que lo que hemos pretendido desde el principio es que se cumplan las bases de un concurso de flamenco para que entre todos se dignifiquen, no solo los concursos de cante sino todo lo que los rodea. 
En respuesta a Miguel Ángel González, en primer lugar, es de agradecer que alguien de la organización (jurado) se haya manifestado públicamente argumentando desde su punto de vista las bases del concurso. 
Hemos releído las mismas y la cuestión no es reinterpretarlas (una vez más, y con carácter subjetivo) para justificarse. 
Como bien dice Miguel, el art. 15 dice: 
. La participación en este concurso implica la aceptación y conformidad de estas bases. Para lo no previsto en las mismas, la Organización se reserva el derecho a aplicar los cambios que estime oportunos. Con respecto al fallo, se acatará lo que dictamine el jurado, cuya decisión es inapelable.
Es una cuestión de simple análisis y todo quedará aclarado. 
Quien participe (no quienes tengamos legítimo derecho a opinar) aceptará las bases. Hasta aquí todos de acuerdo. 
La cuestión principal no es la interpretación de que alguien que haya cantado el
Zángano en las fases previas pueda llevarse el premio. Tal y como están redactadas, el premio se lo puede llevar quien lo haya cantado (y el jurado decida que ha sido la mejor interpretación). La cuestión no es esa, la cuestión es que las bases son claras con respecto al número de participantes en la final: 5. Ni uno más ni uno menos. El miembro del jurado (Miguel Angel) se mantiene firme en que si la cantaora local no lo hace mejor que el resto no se llevará el premio. Entonces, para que la pasan a la final si en las fases previas ha sido la mejor??
Es incoherente. Lo que es más incoherente aún es que vaya a la final y sea la concursante número 6, cuando las bases confirman categóricamente que solo pueden ser 5. En qué quedamos, 5 o 6? Si ha sido la mejor en las fases previas, por qué no le han dado ya el premio? (Aunque la entrega sea en la final) Es incoherente pasarla a la final para que vuelva a cantar "solo ese cante".
Vamos más allá. El art. 15 expresa que "para lo no previsto en las mismas la organización se reserva el derecho a aplicar los cambios que estime oportuno". En este sentido son claras: "PARA LO NO PREVISTO", pero es que las bases ya preven que a la final solo pueden pasar 5 concursantes y no 6!!!
El art. 3 que regula el número de participantes en la final ya está previsto!!
Como lo van a cambiar amparándose en el art. 15? No se dan cuenta que por esa regla de tres pueden cambiar todos los demás artículos a su antojo?
Resulta cuanto menos sorprendente que nadie del ayuntamiento se haya manifestado públicamente. Y sí haya respondido un miembro del jurado (no queremos pensar mal y creer que lo han utilizado de parapeto para no rectificar en el error que aún es subsanable).
Cuántos argumentos más son necesarios para que, en un acto de humildad y honestidad, la organización emita un comunicado asumiendo un posible error y así conseguir que todo vuelva a su cauce y se celebre la final dignamente? 
Tanto orgullo existe desde quienes son responsables del concurso? Es incomprensible. E indignante para el flamenco. 
Desde este revista ni se ha calumniado, ni insultado ni vejado a absolutamente nadie. Públicos son los artículos donde se habla de este asunto para que cualquier aficionado lo compruebe. 
Desde esta plataforma, agradecemos al blog "Pontaneando" que se haga eco de nuestros artículos y a Miguel Ángel González por haber dado la cara y exponer sus opiniones. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario