lunes, 28 de abril de 2014

LA DIDÁCTICA DEL BAILE HECHA FLAMENCO

La celebración del 30 aniversario de la escuela internacional 'Carmen de las Cuevas' fue todo un éxito. De un lado, la aceptación del público que llenó el teatro Isabel la Católica en su práctica totalidad. De otro, la profesionalidad en las tablas de los distintos profesores y profesoras que forman parte de la escuela. Una escuela que es una gran familia y como tal se mostró en el escenario. 

Previamente es preciso apuntar que el profesorado de la escuela, no sólo se limita a ejercer como tal, sino que compagina la labor docente con su trabajo en los tablaos de la capital además de trabajar en otros escenarios nacionales e internacionales.
No estuvieron todos los que son, ni fueron todos los que están. 

'Bailame' podría ser un resumen de los años de estudio y escenario de los protagonistas que, aunando esfuerzos y conocimiento plantearon un guión muy vivo y muy dinámico. 
Una propuesta muy fresca, dotada de elementos muy atractivos en los que la sabia elección de pequeños adornos escenográficos como los maletines en los que bailaron Raimundo Benítez y Javier Martos ayudaron a completar los diversos paisajes danzísticos. 

Las propuestas coreográficas brillaron sobre todo en los pasos a dos y en el baile en solitario. Quedaron  por resolver las grupales que a pesar de estar trabajadas no llegaron dar una perspectiva amplia completa. 
Desde el comienzo con la sonanta de Marcos 'Palometas' y el cante de Sergio 'el Colorao' por tarantas recordando los cantes de Vallejo que más tarde continuara abordando Cobitos, el cuerpo de baile abrió la noche de forma breve. Así se sucedería entre durante el resto de la noche: breves pinceladas hechas baile para las transiciones alejadas de las clásicas hechas con el cante. 

Entrando en materia, los pasos a dos de Raimundo Benitez y Javier Martos y el escenificado de nuevo por Benítez y Estefania Martinez brillaron con luz propia, ya fuera en la caña de éstos, como en la farruca de los varones. 
Los detalles individuales de cada uno de los artistas  dejaban paso a bailes más densos. Así, vimos a Estefania con mantón, breve y con gracia, Judit Cabrera con castañuelas o vidalita a ritmo de bolero acancionado o Pilar Fajardo. 

Raimundo Benitez hizo su baile más personal en la cabal mientras que Javier Martos, a la sazón, sobresaliente durante toda la noche, lo hizo con el acompañamiento de guitarra y el sonido del trémolo. 
Las alegrias de Judit y Pilar también merecieron una ovación. 
Faltó un apoyo cantaor al 'Colorao' que tuvo que mantener el tipo para dar, él sólo, el do de pecho durante el recital de baile. 

Las dos guitarras, las de Jorge el 'Pisao' y 'Palometas' junto a la percusión de Antonio Gómez completaron y redondearon la parte musical. 
Y no pudo faltar el homenaje a sus maestros Mario Maya y Enrique Morente.  Sendas imágenes proyectadas en el telón de fondo en tanto que los artistas rendían honores a los dos genios del flamenco granadino.


GALERIA FOTOGRÁFICA











No hay comentarios:

Publicar un comentario