jueves, 12 de diciembre de 2013

DESENCUENTROS FLAMENCOS DE GRANADA

Cada dia uno entiende menos que pasa con el flamenco de Granada.
 Son quejas continuas de todos los sectores implicados. Los artistas, que no hay trabajo, los representantes de artistas y manager de estos, que la 'agencia andaluza de contratación pública' del flamenco se salta a la torera los cauces para dar trabajo, los periodistas, críticos flamencos etc que no los tratan con un mínimo de respeto en los festivales, los flamencólogos que nos lo llaman a ellos para dar conferencias y si a sus enemigos del gremio. Y así un no parar de quejas, todas ellas con cierta razón. 
En esta ocasión me ceñiré exclusivamente al ámbito que me toca de lleno. 
No tenía ninguna intención de escribir acerca de este tema, pero llega un momento en el que la gente se cansa. Y no sólo yo, sino la práctica totalidad de mis compañeros. 
Ha sido la disertación escrita de mi compañero y amigo Jorge Fernández Bustos la que me ha hecho tomar la iniciativa. Y como él, también mi amigo el fotógrafo Joss Rodríguez. 
En los últimos meses al fotógrafo lo han dejado literalmente 'en la calle' en alguna ocasión. Pasó hace poco cuando Patricia Guerrero presentó 'Latidos del agua' y por diversos motivos no pudo entrar a cubrir el evento.
En el Festival Internacional de Música y Danza que se celebra en Granada durante el mes de julio, también han negado acreditaciones de prensa a medios especializados con la exclusiva finalidad de cubrir eventos, publicar reseñas, críticas, fotos etc. con la única excusa de no tener interés por publicitar ni promocionar el festival, salvo por el diario local.
Todavía estos festivales no se dan cuenta de que acreditar al periodista no es dar una o dos entradas gratis. Aunque así lo entiendan ellos. Son profesionales que, en la mayoría de los casos, preferirían estar en sus casas por la noche, pero que sus jefes, sus periódicos o en última instancia ellos mismos acuden a cubrir espectáculos porque viven de ello y son aficionados antes que nada. Sin embargo, quién gestiona estos temas, es decir, gabinetes de prensa o agencias de comunicación todavía no saben cuál es la función de los periodistas y críticos de flamenco, al menos en algunas que trabajan para festivales granadinos como la empresa Cientodoce comunicación. 
En Granada son apenas cuatro medios especializados quiénes se encargan de cubrir espectáculos flamencos y darles publicidad (SIEMPRE GRATUITA) entre web, diarios locales y blog. 
Creo que deberían darse cuenta que esto que hacen estos por sus festivales no es otra cosas que amén de dignificar una profesión muy denostada, aportar conocimiento, credibilidad y opinión constructiva. Simple y llanamente. 
La última con la que nos hemos encontrado se ha producido con los Encuentros Flamencos de Granada que dirige Juan Andrés Maya. 
Quiénes se encargan de acreditar (entendemos que periodistas y/o profesionales) confirmaron su acreditación para la totalidad del festival con dos localidades. Para fotógrafo y redactor/crítico flamenco. 
Este año, a diferencia de los anteriores han dejado las entradas en taquilla, pues en años anteriores había que esperarse en la puerta del teatro hasta localizar al responsable y que con un gesto de la mano nos dejaran entrar. Sin embargo, las localidades ofrecidas se encontraban en los palcos de la primera planta, angulados y sin la visión fundamental para analizar un espectáculo. Esto resulta cada año más ilógico, cuando ni siquiera el patio de butacas se llena en ninguna de las galas de al menos los dos últimos años. Tan solo cuando actuó India Martinez. Decenas de butacas vacías que una vez comenzado el recital/espectáculo se llenan de los que han comprado entradas de otras zonas del teatro, que bajan al patio de butacas. O no. O incluso de gente que probablemente ni haya pagado su entrada pero entra al teatro por ser amigo o familiar de. No es normal ver como cada día el patio de butacas se llene diez o quince minutos empezado el espectáculo y ver que son las mismas caras. Yo me pregunto: ¿Pagarán su entrada cada día y entran tarde por gusto? No me cuadra. Ni a mi, ni a nadie, y menos al que ha pagado su entrada.
Las dos primeras noches no hubo problemas de ningún tipo salvo la asignación de butacas, que es algo a lo que se le puede restar importancia. O no.
En cartel de promoción de los Encuentros Flamencos figura la actuación de Miguel Poveda para el sábado en el auditorio Manuel de Falla. Pero cuál es nuestra sorpresa cuando acudimos a recoger acreditación/pase para cubrir el espectáculo y nos encontramos con que esta actuación no está dentro de los Encuentros, sino que es el propio Miguel Poveda y su compañía quienes, por cuenta propia, han elegido el sitio y fecha para dar dicho recital, al margen de los Encuentros. Entonces estimado Juan Andrés Maya y responsables del festival, ¿Porque no se toman las mínimas molestias de informar a quiénes les solicitan acreditación de que esa actuación se desarrolla al margen de su festival, para así iniciar por cuenta propia las gestiones necesarias para cubrir esa actuación por parte de los diferentes medios de comunicación?- ¿Porqué la incluyen dentro de su programación y cartel cuando no tienen nada que ver con los Encuentros Flamencos?- No es tán difícil hacerlo. O sí?

Lógicamente, cuando me puse en contacto en el propio auditorio con los responsables de prensa del mismo y con el responsable de la empresa de Miguel Poveda, mostraron su completa indignación ante esta situación, pues ellos tampoco tenían conocimiento de que a priori, los medios de comunicación estaban también acreditados para este evento. 
Mi compañero Joss Rodríguez tuvo que tirar de contactos ajenos al auditorio para poder entrar, casi que pidiendo un favor. ¿Asi que uno va a trabajar y parece que tiene que pedir favores?
Este es el resultado de una mala gestión. Simple y llanamente. 
En mi caso tres cuartos de lo mismo. Luego ustedes nos escriben exigiendo la publicación del evento en tiempo y forma y si el artista de turno no está satisfecho con lo que se publica se atreve a amenazar como hacen algunos artistas. A mi se me caería la cara de vergüenza. Simple y llanamente.
Con el recital de Argentina fue lamentable. Directamente no acreditaron a la prensa. Bueno en realidad si, pero de forma virtual pues la responsable de hacerlo así nos lo confirmó vía e-mail a los que solicitamos acreditación. Pero la realidad fue que al llegar a la puerta se desentendieron. La consecuencia: no pudieron entrar. Señores de la empresa Cientodoce a los que ya me he dirigido por e-mail pero que tras una semana aún no han contestado,  ¿Tienen algo que decir al respecto, o su justificación es presumir de currículum?- No es el momento de hablar de currículum personal, es el momento de demostrar que ese currículum es cierto y que uno es profesional al margen de lo que diga su CV.
Por otro lado, y lo peor de todo esto, es que se organiza con dinero público del Ayuntamiento de Granada. Pero eso sí, el artista contratado va a taquilla, y los rumores llegan hasta decir que un artista se negó a actuar si no cobraba por adelantado por que la noche anterior le dijeron que apenas se habían vendido el centenar de entradas cuando el patio de butacas estaba completamente lleno. Son rumores. Pero ahora me cuadra más eso de que pudiera haber gente que entrara sin entrada una vez comenzado el espectáculo.
Como decía lo peor de todo esto, es que se organiza con dinero público. ¿Quién gestiona este montante? ¿Quién controla las cuentas del mismo? Se pasan cuentas a la concejalía correspondiente de la gestión organizativa y económica de un festival subvencionado con fondos públicos?- pregunto.
En cualquier caso y para no extenderme más, aquí lo dejo. A buen entendendor pocas palabras bastan.
 

2 comentarios:

  1. Tiene muy poquita verguenza según cuentas. Algún problema de estos he tenido, pero por suerte son pocos. Sinceramente pienso que esto ocurre porque el jefe de prensa no hace bien su trabajo. Yo en mi caso, me considero un gran aficionado al flamenco, pero en el 40% de los espectáculos que cubro preferiría hacer otra cosa o tengo que deshacer planes. Los que no tienen mucha idea de la realidad que les rodea piensa que somos unos gorrones, pero estar disparando fotos durante el recital no te permite disfrutarlo como quisieras, y por otro lado realizar la crítica y montar el artículo suponen un tiempo de trabajo no remunerado o escasamente remunerado cuando lo hacía para la prensa escrita. En fin, tienes todo mi apoyo, y si las cosas siguen igual no dudes en publicar otro artículo poniendo a cada uno en su sitio, que la gente se entere como funcionan algunas empresas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente Rufo. Lo más sorprendente de esto es cuando se dirigen a nosotros por privado para echarnos en cara que ellos tienen más clase y no lo hacen público, sino que lo hablan en privado. Si ellos lo hicieran público, se mancharía el 'buen nombre' de su empresa y nos le interesa. La intención no es nunca manchar nada ni a nadie, sino defender unos intereses, un trabajo, y sobre todo siempre en beneficio del flamenco, Normalmente no suelen ser aficionados al flamenco, sino que son empresas subcontratadas por lo que no siempre saben 'cuidar' los detalles. Por otro lado, también sorprende cuando quieren llevar razón si o si, y no se dan cuenta que es más sencillo admitir un error que seguir negando la evidencia, aún habiendo demasiadas pruebas en contra. Esto es lo malo de todo. Y por no manchar el nombre de una empresa. Que la cuiden y sean profesionales y así seguro que nuestras palabras serán siempre de agradecimiento. Es bien sencillo.
      Saludos Rufo

      Eliminar