domingo, 24 de mayo de 2015

Varuma Teatro 'N/s/Nc. Teatro Alhambra. Granada

De las diferentes disciplinas y perspectivas desde las que se trabaja el flamenco, la teatral es la menos conocida. En los últimos años, la didáctica y el teatro han ido de la mano para enseñar a los mas pequeños el flamenco. Sin embargo existen otros modelos; y no son todos utilizados para llevar al aprendizaje del cante, baile o toque. El disfrute del arte aplicado a la representación sin mas pretensión que pasarlo bien y hacer pasarlo bien es lo que pretende la compañía teatral 'Varuma teatro'. 
De antemano el propio título de la obra precede las intenciones de este espectáculo. No buscan plasmar enseñanzas del flamenco. De antemano porque el formato de desarrollo de la obra lo impide en todas sus dimensiones salvo en el baile y en ocasiones en el cante. 

Lo primero que apreciamos es que lo musical está en la linea del teatro-clow. Ni una guitarra. Sólo la noria sonantera que hace las veces de rueda-adorno ausente de bordones y primas. El acordeón es el elemento que sustenta la música de la obra, acompañado por la trompeta y la batería. 
La obra en si invita a dejarse llevar por las emociones que producen ver a Yasaray Rodríguez taconear dentro de un armario y llevar el peso visual y flamenco de la obra. Un clima sugerente que permite dejar al espectador la libertar de asumir el flamenco en sus propios términos y entenderlo sin la inquina de la metodología constructivista propia de un aprendizaje musical. De este modo las definiciones musicales están exentas de cuadraturas miméticas; eso si, el baile es medido, flamenco y definido de principio a fin. En esto no han escamitado en gastos. 
La dramaturgia es muy necesaria en este tipo de formatos teatrales y de ellos se encargan Jorge Barroso, Rosa de Algeciras (cante) y los músicos Rafael Campos, Antonio Campos y Rafael Rivera (Cuarteto Maravilla). Simplista pero efectiva a lo largo del minutaje. Del mismo modo la escenografía está a la altura del espectáculo. Proyecciones virtuales sobre un armario sorprenden por la creatividad a la hora de diseñarlas. 
En definitiva, un espectáculo armónico, en el que el baile flamenco es el motor de la obra. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario