domingo, 17 de febrero de 2013

PEPE HABICHUELA EN PLANTABAJA. (CRÓNICA)



Después de la entrevista que tuvimos ocasión de hacerle al maestro de la sonanta, pudimos disfrutar de un recital sobrio, íntimo y cuanto menos sorprendente. Estamos acostumbrados a ver a Pepe en solitario, en concierto, él a solas con su guitarra. Acudir a una cita donde se anuncia a Pepe Habichuela y poder disfrutar de sus manos y de su conocimiento es todo un lujo. Los hemos visto en numerosas ocasiones acompañando al cante, en un rol secundario, pero Pepe de frente es otro cantar. Y otro sonar. 
El público que había en la sala era aficionado al toque de Pepe, conocía sus temas y disfrutó. 



Aunque la soledad de su toque se nos antojó corta. Muy corta. Un comienzo por taranta y un soleá antológica nos parecieron breves, muy breves. Con ansías de degustar las notas de su guitarra, se nos hizo corto su protagonismo en el escenario. De seguida apareció en escena su sobrino Pepe Luís Carmona que quiso protagonizar la parte cantaora. Muy sui generis comenzó con vidalita. Ni Marchena ni Enrique estaban representados en la misma, pues su personalización del cante las alejó de ambos para encontrarse con un concepto anárquico. Algo parecido pasó con los fandangos de Huelva. El miembro de la Barberia del Sur recogió el fandango popular que grabara Morente en su disco 'Negra si tu supieras' y se lo llevó a su terreno. Un terreno desconocido aunque lo afrontó con intención. 





Ya en soleá no pudo encarar los tercios en las formas ortodoxas del cante a pesar del esfuerzo. Es posible que sea un cante que se le quedara grande, pero se encontró cómodo en la soleá de Frijones y eso disipó el resto. Hasta ese momento todo parecía seguir un guión, pero a partir de aquí la fiesta por tangos hacía presagiar que la noche pudiera acabar bien. 
Y acabó como no hubiéramos esperado. Cuando Pepe iba a comenzar a tocar por bulerías hizo un comentario acordándose de su amigo Jorge Pardo. ¿Y que pasó? Que en ese momento salió del público con su flauta y para sorpresa de todos, incluido Pepe Habichuela, se subió al escenario. Imagínense la fiesta que se pegaron ambos. Para muestra un botón. Os dejamos un audio con una parte de lo que hicieron ambos artistas en el escenario. Del resto, destacar dos aspectos: uno positivo y otro negativo. El primero de ellos, unos fandangos de Pepe Luís sin micro (lo mejor de su cante en toda la noche) y el otro no haber podido disfrutar del toque en solitario de Pepe más tiempo. Al final un fin de fiesta en el que su mujer, Amparo, se pegó una pataita. 


 Pincha aqui y sscucha a PEPE HABICHUELA Y JORGE PARDO. JAM SESSION






1 comentario:

  1. Fruto de un malentendido en una frase de este texto les paso a dar las observaciones oportunas y el sentido de una frase que ha causado polémica, por haberla descontextualizado.
    Cuando escribimos 'Ya en soleá no pudo encarar los tercios en las formas ortodoxas del cante a pesar del esfuerzo. Es posible que sea un cante que se le quedara grande, pero se encontró cómodo en la soleá de Frijones y eso disipó el resto", nos referimos estrictamente al cante por soleá que hizo esa noche. En ningún caso a su forma de cantar por soleá a lo largo de su carrera profesional.
    Saludos

    ResponderEliminar