jueves, 12 de diciembre de 2013

DESENCUENTROS FLAMENCOS DE GRANADA

Cada dia uno entiende menos que pasa con el flamenco de Granada.
 Son quejas continuas de todos los sectores implicados. Los artistas, que no hay trabajo, los representantes de artistas y manager de estos, que la 'agencia andaluza de contratación pública' del flamenco se salta a la torera los cauces para dar trabajo, los periodistas, críticos flamencos etc que no los tratan con un mínimo de respeto en los festivales, los flamencólogos que nos lo llaman a ellos para dar conferencias y si a sus enemigos del gremio. Y así un no parar de quejas, todas ellas con cierta razón. 
En esta ocasión me ceñiré exclusivamente al ámbito que me toca de lleno. 
No tenía ninguna intención de escribir acerca de este tema, pero llega un momento en el que la gente se cansa. Y no sólo yo, sino la práctica totalidad de mis compañeros. 
Ha sido la disertación escrita de mi compañero y amigo Jorge Fernández Bustos la que me ha hecho tomar la iniciativa. Y como él, también mi amigo el fotógrafo Joss Rodríguez. 
En los últimos meses al fotógrafo lo han dejado literalmente 'en la calle' en alguna ocasión. Pasó hace poco cuando Patricia Guerrero presentó 'Latidos del agua' y por diversos motivos no pudo entrar a cubrir el evento.
En el Festival Internacional de Música y Danza que se celebra en Granada durante el mes de julio, también han negado acreditaciones de prensa a medios especializados con la exclusiva finalidad de cubrir eventos, publicar reseñas, críticas, fotos etc. con la única excusa de no tener interés por publicitar ni promocionar el festival, salvo por el diario local.
Todavía estos festivales no se dan cuenta de que acreditar al periodista no es dar una o dos entradas gratis. Aunque así lo entiendan ellos. Son profesionales que, en la mayoría de los casos, preferirían estar en sus casas por la noche, pero que sus jefes, sus periódicos o en última instancia ellos mismos acuden a cubrir espectáculos porque viven de ello y son aficionados antes que nada. Sin embargo, quién gestiona estos temas, es decir, gabinetes de prensa o agencias de comunicación todavía no saben cuál es la función de los periodistas y críticos de flamenco, al menos en algunas que trabajan para festivales granadinos como la empresa Cientodoce comunicación. 
En Granada son apenas cuatro medios especializados quiénes se encargan de cubrir espectáculos flamencos y darles publicidad (SIEMPRE GRATUITA) entre web, diarios locales y blog. 
Creo que deberían darse cuenta que esto que hacen estos por sus festivales no es otra cosas que amén de dignificar una profesión muy denostada, aportar conocimiento, credibilidad y opinión constructiva. Simple y llanamente. 
La última con la que nos hemos encontrado se ha producido con los Encuentros Flamencos de Granada que dirige Juan Andrés Maya. 
Quiénes se encargan de acreditar (entendemos que periodistas y/o profesionales) confirmaron su acreditación para la totalidad del festival con dos localidades. Para fotógrafo y redactor/crítico flamenco. 
Este año, a diferencia de los anteriores han dejado las entradas en taquilla, pues en años anteriores había que esperarse en la puerta del teatro hasta localizar al responsable y que con un gesto de la mano nos dejaran entrar. Sin embargo, las localidades ofrecidas se encontraban en los palcos de la primera planta, angulados y sin la visión fundamental para analizar un espectáculo. Esto resulta cada año más ilógico, cuando ni siquiera el patio de butacas se llena en ninguna de las galas de al menos los dos últimos años. Tan solo cuando actuó India Martinez. Decenas de butacas vacías que una vez comenzado el recital/espectáculo se llenan de los que han comprado entradas de otras zonas del teatro, que bajan al patio de butacas. O no. O incluso de gente que probablemente ni haya pagado su entrada pero entra al teatro por ser amigo o familiar de. No es normal ver como cada día el patio de butacas se llene diez o quince minutos empezado el espectáculo y ver que son las mismas caras. Yo me pregunto: ¿Pagarán su entrada cada día y entran tarde por gusto? No me cuadra. Ni a mi, ni a nadie, y menos al que ha pagado su entrada.
Las dos primeras noches no hubo problemas de ningún tipo salvo la asignación de butacas, que es algo a lo que se le puede restar importancia. O no.
En cartel de promoción de los Encuentros Flamencos figura la actuación de Miguel Poveda para el sábado en el auditorio Manuel de Falla. Pero cuál es nuestra sorpresa cuando acudimos a recoger acreditación/pase para cubrir el espectáculo y nos encontramos con que esta actuación no está dentro de los Encuentros, sino que es el propio Miguel Poveda y su compañía quienes, por cuenta propia, han elegido el sitio y fecha para dar dicho recital, al margen de los Encuentros. Entonces estimado Juan Andrés Maya y responsables del festival, ¿Porque no se toman las mínimas molestias de informar a quiénes les solicitan acreditación de que esa actuación se desarrolla al margen de su festival, para así iniciar por cuenta propia las gestiones necesarias para cubrir esa actuación por parte de los diferentes medios de comunicación?- ¿Porqué la incluyen dentro de su programación y cartel cuando no tienen nada que ver con los Encuentros Flamencos?- No es tán difícil hacerlo. O sí?

Lógicamente, cuando me puse en contacto en el propio auditorio con los responsables de prensa del mismo y con el responsable de la empresa de Miguel Poveda, mostraron su completa indignación ante esta situación, pues ellos tampoco tenían conocimiento de que a priori, los medios de comunicación estaban también acreditados para este evento. 
Mi compañero Joss Rodríguez tuvo que tirar de contactos ajenos al auditorio para poder entrar, casi que pidiendo un favor. ¿Asi que uno va a trabajar y parece que tiene que pedir favores?
Este es el resultado de una mala gestión. Simple y llanamente. 
En mi caso tres cuartos de lo mismo. Luego ustedes nos escriben exigiendo la publicación del evento en tiempo y forma y si el artista de turno no está satisfecho con lo que se publica se atreve a amenazar como hacen algunos artistas. A mi se me caería la cara de vergüenza. Simple y llanamente.
Con el recital de Argentina fue lamentable. Directamente no acreditaron a la prensa. Bueno en realidad si, pero de forma virtual pues la responsable de hacerlo así nos lo confirmó vía e-mail a los que solicitamos acreditación. Pero la realidad fue que al llegar a la puerta se desentendieron. La consecuencia: no pudieron entrar. Señores de la empresa Cientodoce a los que ya me he dirigido por e-mail pero que tras una semana aún no han contestado,  ¿Tienen algo que decir al respecto, o su justificación es presumir de currículum?- No es el momento de hablar de currículum personal, es el momento de demostrar que ese currículum es cierto y que uno es profesional al margen de lo que diga su CV.
Por otro lado, y lo peor de todo esto, es que se organiza con dinero público del Ayuntamiento de Granada. Pero eso sí, el artista contratado va a taquilla, y los rumores llegan hasta decir que un artista se negó a actuar si no cobraba por adelantado por que la noche anterior le dijeron que apenas se habían vendido el centenar de entradas cuando el patio de butacas estaba completamente lleno. Son rumores. Pero ahora me cuadra más eso de que pudiera haber gente que entrara sin entrada una vez comenzado el espectáculo.
Como decía lo peor de todo esto, es que se organiza con dinero público. ¿Quién gestiona este montante? ¿Quién controla las cuentas del mismo? Se pasan cuentas a la concejalía correspondiente de la gestión organizativa y económica de un festival subvencionado con fondos públicos?- pregunto.
En cualquier caso y para no extenderme más, aquí lo dejo. A buen entendendor pocas palabras bastan.
 

sábado, 7 de diciembre de 2013

RESUMEN FOTOGRÁFICO KARIME-IVÁN-ALBA & AMAYA-VARGAS-HEREDIA








KARIME-IVAN-ALBA & AMAYA-VARGAS-HEREDIA

Esta edición de los XIV Encuentros Flamencos de Granada tienen un claro sabor familiar. Familiar  pues son dos familias principalmente las que han copado la casi totalidad de las noches flamencas del teatro en lo que se refiere al baile. Los Maya y los Farrucos.
La segunda gala tuvo la excepción de contar en el escenario con la sobrina nieta de la gran Carmen Amaya, Karime Amaya.
Como dignos herederos de una estirpe flamenca, los más jóvenes de algunas de las mejores castas flamencas se juntaron para demostrar que el futuro del baile está garantizado no sólo en términos genéricos, sino que la esencia que guardan los antepasados de estas familias pasa de generación en generación enriqueciéndose. 
El trío Karime-Iván-Alba nos hizo presagiar que posiblemente viéramos en una misma noche tres estilos propios de danza; tres formas de entender y sentir el baile y tres formas de transmisión. Porque si algo bueno tiene esto del flamenco y del duende es el poder de transmisión que expresa un artista y que viaja hasta el corazón y el alma del que lo disfruta. 

Tras una breve introducción de los tres protagonistas fue Iván quién se responsabilizó de encarar el primer baile (farruca) de la noche con la guitarra de Luís Mariano. 
Sin lugar a dudas, la progresión de Iván en el baile ha sido espectacular. Durante los últimos años, se le achacaba como algo negativo el inequívoco sello familiar de su gente, principalmente de su tío Juan Andrés y las hechuras propias de los Maya. Ya que se trata de sumar y no dividir, Iván, manteniendo la fuerza y el concepto estético aprendido, ha sabido deconstruir su baile y volver ha construirlo en unos modos que nos hacen hablar de un nuevo bailaor. Nuevo a pesar de su larga experiencia. Y lo mejor es que siendo el mismo de siempre ha sabido reinventarse, dar un giro de tuerca a su baile y ser capaz de ofrecer un argumento que va más allá de las fronteras del Sacromonte. 
En su haber un braceo maduro y delicado que se enfrenta a la furia de sus pies; un paradójico encuentro entre la dulzura y la rabia. 


Por otro lado, en su otra intervención en solitario rescató el homenaje a 'Manolete' y Mario Maya por alegrías que ya presentara en su espectáculo 'Yo mismo' y tiempo antes junto a Juan Andrés Maya en el mismo teatro. 
La menor de la saga, Alba Heredia, sigue la estela de sus mayores. Es joven y se encuentra en esa búsqueda de personalidad constante que la diferencie de cualquiera. Su paso por Sevilla fue notorio en la seguiriya, aunque la expresividad melodramática marca de la casa es innegable. A destacar la capacidad de desbrozar el baile con sus brazos y con bata de cola a pesar de no sacarle el partido que se merecía y todo ello empañado por lo ampuloso de sus gestos faciales. 
En contra de lo esperado fue ella la encargada de hacer un homenaje a Carmen Amaya, cuando se lo esperábamos a Karime. 
Con traje blanco y pantalón Alba quiso emular el genio de la del Somorrostro. Tarea árduo compleja al alcance de demasiados pocos. 

La tercera en discordia protagonista, (Karime Amaya) demostró la potencia de su físico y la procedencia genética. De amplios registros, se detuvo en la utilización de sus pies como recurso no sólo efectista sino como eje vertebrador del contenido escénico y corporal de la soleá por bulería. 
En el apartado musical, la guitarra de Luis Mariano y de Justo Fernández 'Tuto' apoyaron magistralmente tanto el baile como el cante de Manuel Tañé y Simón Román (al margen de las tonás que interpretaron) y la impecable percusión de 'Cheyenne' y 'El Moreno'.
 La fiesta del fin se terció por rumbas y la noche con la mejor compañía posible.





miércoles, 4 de diciembre de 2013

FARRUCA Y CARPETA. LA FUERZA DE LA HERENCIA

Tras un par de años de capa caída, los Encuentros Flamencos de Granada parece que remontan con un cartel de lujo y al menos en la primera velada, con una asistencia de público notoria. Ya publicamos reseñas del año pasado en las que criticábamos duramente a la afición granadina por no asistir a eventos flamencos de calidad y máxime cuando esta misma afición criticaba que no había espectáculos ni festivales de calidad en Granada. Pues aquí los tienen señores.
A pesar de que carteles de años anteriores tenían la calidad suficiente para llenar el teatro Isabel la Católica, recordemos sólo por citar una noche, como la artista jerezana Tomasa Guerrero 'La Macanita' apenas vendió 50-60 entradas. 
Bien es verdad que la crisis ha dinamitado el sector de la cultura y el flamenco más aún, pero de ahí a no acudir a prácticamente ningún evento flamenco va un tramo. Una autopista. 
En cualquier caso, el inicio del festival arrancó sobresalientemente bien en cuanto a calidad artística y respuesta del público.  


La Farruca, matriarca del clan Montoya y por defecto la de sus hijos los Fernández Montoya (veáse, Farruquito, Farru y Manuel 'El Carpeta') abrió el telón del coliseo granadino. 'Herencia' no fue sino un mínimo esbozo de las vivencias diarias de esta saga flamenca, de la herencia del abuelo Farruco. 
Y ahí estuvieron completando cartel el menor de los hermanos (El Carpeta) y el sobrino de ésta, ('El Barullo').
No cabe duda que los roles femeninos y masculinos en el baile de esta familia distan entre si un abismo.  La Farruca, poseedora de un estilo personal, ciertamente alejado de los cánones estilísticos de sus hijos, brilló con luz propia tanto en los jaleos/bulerías iniciales como es la escueta soleá fugaz derivada a bulerías. Breve pincelada de los tres protagonistas y paso para un magnánimo Juan Requena en solitario. 
El menor de los Farrucos, encaró alegrias demostrando que su fondo físico es prominente. Su juventud le hace dejarse llevar e impresionar con su velocidad, sus quiebros, sus remates y desmanes, en algunos casos, sin aparente ton ni son, lo que hace confundirnos y entrar en la creencia que lo que está haciendo una y otra vez son 'pataitas' por bulerías. Apenas silencio, todo fue un alegato estridente y sonoro (en sus pies) en un alarde de impresionismo histriónico. 
Barullo, con el mismo guión no fue más comedido que el primero, aunque supo canalizar la rabia y la fuerza contenida dejando destellos de solemnidad. 
Tras los tangos en las voces de Manuel de Tañé, Quini de Jerez y Mara Rey, la soleá de la Farruca fue lo mejor de la noche. Arrolladora y visceral en los momentos de quietud y desgarradora y sobrecogedora en la bulería. Tras un fin de fiesta por bulerías, el buen sabor de boca dejado en el escenario contrarrestó el poco tiempo en el mismo de los protagonistas. 

domingo, 1 de diciembre de 2013

PACO DE MONTEFRIO

Sin movernos del pueblo de Montefrio, de sus cantaores, de sus aficionados y de los cantes que por allí se han escuchado, nos hacemos eco de un cantaor poco conocido, poco valorado pero con un repertorio  digno.
Hablamos de Paco de Montefrio. Tiene una discografía de vinilo ciertamente escasa en la que podemos encontrar desde zambras hasta serranas, bulerías o cartagenas y media granainas.
Grabó con Vicente el Granaino, guitarrista ciego de nacimiento al que en breve le dedicaremos un artículo.
Su andadura discográfica comenzó allá por 1967 grabando entre otros cantes 'Que guapa es la madrina', una rumba con letra de Frajiar-Zúñiga.

En primer lugar traemos una milonga de nombre 'un recuerdo granaino' (en el mismo disco grabó 'Piropos al Sacromonte', 'El aroma de tu pelo' y 'Haz bien y no mires a quién' (con la guitarra de Vicente el Granaino)


Pincha y escucha a PACO DE MONTEFRIO POR MILONGAS


Grabó además junto a Rocío la Campera un disco de vinilo para la casa Belter con cuatro cantes de los que les dejamos 'Los tres andaluces', unas bulerías con zorongo y fandango  (En esta serie grabó además 'Dos estrellas unidas', 'mi serrana y yo' y 'dos cuerpos y un alma')

Pincha y escucha a PACO DE MONTEFRIO Y ROCÍO LA CAMPERA


Por último les traemos una serrana titulada 'Mi serrana y yo' rematada con fandango de Granada, algo nada usual en el cante por serrana.

Pincha y escucha a PACO DE MONTEFRIO POR SERRANA Y FANDANGO DE GRANADA



Además de estas series grabó otro disco con Vicente el Granaino a la guitarra ('En el templo de Cartagena', 'Tira tu crespón al río', 'Dos luceros en el mar' y 'La fiesta de tu santo').

CHANO DOMINGUEZ/MARTIRIO. Teatro Alhambra. 23/05/2024.

 Cuando se juntan dos titanes es difícil precisar cuál de los dos nos llevan al cenit, al éxtasis. Chano Domínguez y Martirio se conocieron ...