miércoles, 13 de septiembre de 2017

Rafael Riqueni. Los veranos del Corral 2017.

No estaba anunciado como un concierto íntimo, de esos en los que el aforo está muy limitado para poder disfrutar de un genio como Rafael Riqueni. Pero lo pareció. 
El maestro sevillano pisó las tablas del Centro Lorca dentro del ciclo 'Los veranos del Corral' para dar un recital de esos en los que la transmisión de la música va más allá de las fronteras de lo estético para pasar a lo místico. No vamos a descubrir las bondades de Riqueni, pero sí al menos reseñar brevemente la experiencia que tuvimos los que fuimos a escucharlo. 

Fue el de siempre pero tangencialmente distinto. La humildad con la que sus manos acarician las cuerdas, la suavidad con la que es capaz de hacer una alzapúa o un trémolo dista del concepto flamenco que se ha tenido siempre. No se puede ser más flamenco y tocar más profundo que él. 
En su repertorio empezó con la taranta 'Alcázar de Cristal', soleares, la rondeña 'Benamargosa', alegrías con guiños constantes a Niño Ricardo y Sabicas y composición en trémolo 'Cogiendo rosas'. 

Hasta aquí estuvo sólo en el escenario. Invitó a acompañarle el resto del recital a Paco Roldán, guitarrista onubense con el que se compenetraron por bulerías 'Romero verde', fandangos de Huelva 'Al Niño Miguel' (Juego de niños) un disco que ya es de culto para cualquier aficionado a la sonanta, rumbas y como fin de fiesta el 'Orobroy' de Dorantes trasladado a las cuerdas. 

Durante toda la noche, Rafael estuvo tranquilo, concentrado, reposado y con ganas de agradar. Se echó de menos a guitarristas granadinos que acompañaran desde las butacas al maestro. En cualquier caso, fue un gusto para los oídos poder disfrutar de las composiciones que nos trajo durante una hora de toque. 



jueves, 7 de septiembre de 2017

Carmen Gonzalez & Carrete 'De la tierra'. Los veranos del corral 2017.

Tierra flamenca por excelencia, más de lo que muchos quieren creer, Málaga atesora una trayectoria jonda desde el mismo inicio del cante, el baile y el toque. No vamos a viajar en el tiempo para delimitar tal extremo, pero sí que nos vamos a centrar en el otro, esto es, lo que hay en la actualidad. Y tenemos que hablar, necesariamente, de dos artistas de una trayectoria tan diferente como cercana. Me refiero a Carrete de Málaga y a Carmen González. Hablamos de dos estéticas bien diferenciadas que se encuentran en un punto en el que converge toda la historia del baile malagueño. Carrete, el 'Fred Astaire' del flamenco o 'El Quijote del flamenco' es un bailaor anárquico, que no se rige por ninguna norma ni forma para expresarse. Porque no lo necesita. Carmen Tampoco, pero su formación es más técnica, más acorde con los tiempos actuales.
Hay que precisar que Carrete vino como artista invitado de tal forma que quien vino a presentar sus credenciales fue Carmen. 



Sorprende, de inicio, lo flamenca que es desde el mismo instante que sale al escenario. Es Enérgica por seguiríyas, brillante y pulcra en las formas. Controla el espacio escénico y sorprende en cada ejecución de pies que, sin abusar de ellos, formaron un tándem perfecto con el resto del cuerpo para consolidar un baile ciertamente completo en el que los brazos dibujaron un flamenco ecléctico.



David el Galli y Moi de Morón, cuyas voces fueron las protagonistas estuvieron pletóricos, y puestos a cualificar, El Galli estuvo entregado, pletórico me atrevería a decir, así lo percibimos desde las butacas, no sólo en las malagueñas que compartía con Moi sino en las seguiríyas, tientos tangos, soleares y alegrías acompañando a sendos bailaores. Paco Iglesias, al toque, cumplió milimétricamente su función de acompañar notablemente. Carmen volvió a escena por tientos que duraron poco ya que el cambio a tangos vino de momento y se rebuscó con gracia sin caer en la galantería facilona. 


El cambio de tercio en la figura indescriptible de Carrete fue por taranto. Si de algo puede presumir es de ser el más personal de cuantos bailaores tiene Málaga. Imprevisible, autoritario, baila con las manos, con los pies, con la mirada, hasta con el sombrero. De igual forma hizo por alegrías. Porque alguien como él no necesita patrones estéticos ajenos a su sabiduría para definir lo que siente cuando baila. 
Y finalmente, no me cabe duda que Carmen González, por su calidad artística, va a crecer progresivamente en su carrera porque sus credenciales artísticas así lo confirman. 























martes, 5 de septiembre de 2017

MASIFICACIÓN DE FLAMENCO EN GRANADA

Granada no tiene arreglo. Granada no tiene remedio. En las últimas semanas he recibido, como de costumbre, varios correos con los eventos flamencos que se van a dar en Granada en el próximo mes. En principio debería decir que Granada está de enhorabuena por poder programar tanto flamenco a lo largo del mes de septiembre. Granada, siendo territorio en el que el turismo es uno de los motores fundamentales de la economía, aprovecha la ocasión para, como territorio flamenco por excelencia, programar flamenco de calidad no sólo para los turistas que visitan la Alhambra y alrededores sino para los propios ciudadanos que son aficionados. 
Este verano ha habido cambios significativos en la programación flamenca. El ciclo Los veranos del Corral, que siempre ha empezado a finales de julio y ha terminado a mediados de agosto, no se solapaba con ningún otro evento de tal forma que vender el billetaje y colgar cartel de entradas agotadas era algo relativamente frecuente. La calidad de la programación hacía que así fuera. Sin embargo, este año, ha cambiado de emplazamiento y de fecha y se ha trasladado a la primera quincena de septiembre. Con sus pros y sus contras, (los 'granainos' ya no están de vacaciones y pueden disfrutar del ciclo) sigue manteniendo la calidad que ha llevado a este ciclo a ser el mejor de todos cuantos se celebran. 
Con suerte la taquilla funcionará medianamente bien. Y digo medianamente porque con la contraprogramación que hay este mes, será imposible que algún espacio se llene. 
Me llegan correos invitándome a cubrir eventos paralelos de flamenco, algo imposible si priorizo unos sobre otros. 
Al conocer la gran variedad de flamenco que existe en septiembre no me queda otra que decantarme por unos y dejar de lado otros. Ya quisiera ir a todos. Pero no puedo. 
¿Cómo es posible que se contraprogramen varios ciclos a la vez?-¿De quién es la brillante idea de pisarse a los 'posibles clientes'?-¿Son las instituciones las que deciden, gracias a sus colaboraciones públicas, cuando hay que programar?¿O son los propios artistas en una pelea de gallos a ver quién se lleva el gato al agua?
Parece mentira que no conozcan Granada. Si ya es difícil convencer al gato para que salga de casa, imagínense conseguir que se moje. 
Mientras escribía estas letras, he dedicado un rato a comprobar como la venta de entradas on line para hacerme una idea de por donde van los tiros. 
Tatiana Garrido está tres días anunciada en el Corral del Carbón; ayer lunes, primera de las tres, había vendido aprox 100 entradas. Hoy martes, hasta las 18:00 de la tarde 122 entradas y para mañana 129 de un total de 300 butacas de aforo; en términos estadísticos hablamos de venta anticipada de un tercio del aforo. 
En estos tres días el Centro Lorca dentro del ciclo 'Los veranos del Corral' que ha cambiado de emplazamiento también programa diferentes espectáculos. 
Si Tatiana Garrido termina el miércoles en el Corral del Carbón, jueves y viernes está programado Agustín Barajas. Para el jueves ha vendido on line 166 entradas y para el viernes 139 entradas (de un aforo total de 300 butacas). 
Para el caso de venta on line de Los veranos del Corral (Centro Lorca) los datos distan mucho de estos presentados. A priori, uno piensa ¿Cómo es posible que Agustín Barajas o Tatiana Garrido hayan vendido buena parte de sus entradas y La Moneta, que a día de hoy es más internacional (recuerden Desplante Minero en La Unión) que los dos anteriores, haya vendido a día de hoy 117 entradas?
Y sumamos un nuevo envento que vuelve a solaparse con el ciclo del Corral en el Centro Lorca. Me refiero a la actuación del cantaor Sergio Gómez 'El Colorao' en el Corral del Carbón, que vuelve a presentar su disco. Este evento pisa al programado por el Centro Lorca que trae a Rafael Riqueni en concierto. Para la venta anticipada, Sergio va por 58 entradas, todas en primera, segunda y tercera fila. Algo obvio, ¡No?
Quiero dejar claro que no tengo ningún interés en desprestigiar ni elogiar a ninguno de estos cuatro artistas por encima de otros pues todos ellos me parecen que están a un nivel notable. 
La cuestión es que tras repasar estos datos, y visitar varias la web www.redentradas.com hay algo que me ha llamado poderosamente la atención en el caso de Tatiana Garrido y Agustín Barajas. Como una imagen vale más que mil palabras, os pongo la imagen y que cada cuál juzgue la información. Yo me limitaré a lanzar preguntas al aire y preguntas retóricas, y que cada uno se las conteste. 

Imagen 1. Entradas vendidas Tatiana Garrido martes 5 septiembre 2017. (18:00h)


Imagen 2. Entradas vendidas Tatiana Garrido miércoles 6 septiembre 2017 (18:00h)


No pretendo ser mal pensado, pero veo la posición de donde el público ha comprado sus entradas y me llama la atención. ¿Por qué el martes nadie ha comprado entradas en las dos primeras filas? ¿Por qué el miércoles apenas tampoco? Sí, es verdad que en primera fila no se aprecia bien el baile, o sí. Pero me sorprende que alguien prefiera comprar una entrada en la fila 11 (miércoles) es decir en la penúltima fila, antes que varias filas más adelante donde el baile se verá bastante mejor. ¿De verdad la gente prefiere ver un espectáculo de baile en la penúltima fila pudiendo verlo más centrado en la fila 3 o 4? Yo no lo haría. 
Si esto ya me sorprende, más aún la venta de entradas de Agustín Barajas. Vean las imágenes:

Jueves 7 de septiembre 2017 (18:00h)



Viernes 8 de septiembre 2017 (18:00h)




Yo les invito a que jugar al juego de las siete diferencias. Si con Tatiana Garrido ya sorprende que su público prefiera verla desde más atrás, el público de Agustín ya es el no va más. Tiene que estar de la vista de maravilla, porque si no, no se entiende que hayan comprado las tres últimas filas casi al completo. Oh!! Sorpresa!! Acabo de encontrar una diferenc...... ah!! no, perdón que lo que he encontrado es algo igual. ¿No es 'extraño' que ambos días se hayan vendido las mismas entradas en las mismas filas, y además las tres últimas filas, de forma idéntica?
Que sí, que pueden ser entradas de protocolo, que pueden ser entradas reservadas para el artista y sus familiares, amigos, compromisos etc (algo totalmente lícito). Pero si fuese así, ¿no estarían dejando de ganar dignamente dinero a cambio de regalar entradas sólo para ver un espacio lleno de público? Los amigos son los primeros que deben comprar entradas, por eso son amigos, si no serían caraduras. 
Queda claro que no estoy acusando a nadie de nada, sino que pongo de relieve que según los datos de entradas ocupadas, algo no me cuadra nada, nada, nada....
Mis sospechas se inclinan a pensar que las entradas de verdad vendidas en el caso de Agustín, son las que están en rojo en las primeras filas, porque no me cabe en la cabeza que haya gente que prefiera ver baile flamenco en las butacas finales pudiendo hacerlo de cera y disfrutando de este artista tan querido en Granada. 

Como ejemplo contrario les pongo la venta de La Moneta y de Sergio El Colorao, que aunque son menores, pero no son sospechosas de no ser ciertas. Incluyo también las de Cristina Aguilera, Tomás García y El Martinete. 


La Moneta jueves 7 de septiembre 2017 (18:00h)



Sergio El Colorao sábado 9 septiembre 2017 (18:00h)



Cristina Aguilera/Tomás García/Martinete miércoles 6 septiembre 2017 (18:00h)


Ahora sí, al menos para mí, tiene más sentido la disposición y la prioridad de la venta de entradas que ha elegido el público para ver a estos otros artistas granadinos. 
Hemos elegido artistas granadinos que actúan en la misma semana, para que no pensemos que al ser unos artistas mas o menos buenos, mejor o peor valorados, esto pueda justificar la venta. Aquí la cuestión no es la venta de entradas en sí, la cuestión es que algo no parece ser transparente en esa supuesta venta/reserva y en la elección del público a la hora de comprar sus asientos. También debemos presuponer que los precios podrían alterar la venta, pero no, el margen entre todos ellos es de 1 euro entre el más caro y el mas barato. De tal forma, no es concebible que en un mismo espacio (Corral del Carbón) hay quien quiera escuchar el cante en primera fila pero ver el baile en la última fila.

¡¡Granada es flamenca hasta para eso!!

Lo que en principio iba a ser un artículo de opinión en el que la crítica iba dirigida a los programadores y/o a las instituciones de quien puedan depender ha resultado desviarse a algo insólito. Insólito para mí, que además tendré que elegir cuál de los eventos debo cubrir y de los que haré crítica. Y debo de decirles que lo que a todas luces, para mí, parece una falta de transparencia en la venta de entradas, hace que me decante por unos y no otros espectáculos. 





















CHANO DOMINGUEZ/MARTIRIO. Teatro Alhambra. 23/05/2024.

 Cuando se juntan dos titanes es difícil precisar cuál de los dos nos llevan al cenit, al éxtasis. Chano Domínguez y Martirio se conocieron ...