jueves, 29 de julio de 2021

EL MALEFICIO DE LA MARIPOSA. GENERALIFE. 2021.

 Probablemente sea ésta la obra de Lorca mas difícil de traer al flamenco. Si ya en sí El maleficio de la mariposa es una obra compleja, con rasgos de fábula humanizada y elementos difícilmente extrapolables al baile, más lo es acertar en el conjunto de coreografías que den sentido a esta obra. 

Sin embargo, la incorporación de las danzas que conoció, vivió y sintió Lorca de primera mano del brazo de algunas de las grandes artistas de su época fueron utilizadas como argumento para dar sentido estético y simbólico a esta representación en el Generalife. Así, pudimos ver a Encarnación López 'La Argentinita', Antonia Mercé 'La Argentina' o Carmen  Amaya como protagonistas de la obra. 

Con tres pregones que principiaban cada uno de los actos, el artista Manuel Lombo recitaba el Pregón de las naranjas, el Pregón de las brevas, con guiño a Juan Breva incluido y el Pregón del Zarapico del Niño de las Moras. Daban la salida a las distintas coreografías que sostuvieron el eje de la danza y la música, por cierto lo mejor del espectáculo. Con alternancias entre obras clásicas ajenas al flamenco e incorporaciones folclóricas como flamencas, transcurrieron las interpretaciones individuales y grupales, éstas últimas las más repetidas. 

Música de Falla, rescate del cancionero de Lorca, retazos sonoros de Bizet y del Sombrero de tres picos fueron rotando tanto en las guitarras de Alfredo Lagos y Juanma Torres como en la instrumentación del saxo de Juan Jiménez, el piano de Pepe Fernández y la percusión poliédrica de Raúl Domínguez 'Botella y Antonio Moreno.



Para dar vida a los diferentes protagonistas del Maleficio de la mariposa, el elenco de baile estuvo compuesto por su capitana Úrsula López, que encarnó a la mariposa en la primera coreo de la noche, que dio paso a diferentes escenas que contaron las estampas que Lorca quiso plasmar en su obra. Predominó el grupo sobre la individualidad, lo que, si bien, en su particularidad fue del todo excelente, en el conjunto resultó lineal por ir enlazadas unas otras otras sin provocar altibajos escénicos ni visuales, salvo por el buen tratamiento de la escenografía y la luminotecnia. 

En el ámbito musical estrictamente flamenco, tangos, farruca con recuerdo a la 'punta y tacón' del gran Sabicas y garrotín en el 4x4. Antes, la soleá con trío de chicas y coreografía muy conseguida. Ecos de la Tarara, de tangos de Triana, en tanto que Úrsula apareció con mantón rojo para dar paso a las bulerías de corte arcaico, o más bien chuflas, que es como aún se denominaba en 1908 cuando las grabo el Garrido de Jerez con la conocida letra que décadas después tomara Pansequito para sus bulerías 'Tápame' y que sonaron. 

La ronda de alegrías fue igualmente grupal, con amplio sentido estético con guiños a Espeleta y su tiritritran y letras que conocemos gracias a Pastora Pavón 'Niña de los peines' cuando por sevillanas nos habló de su novio cartujano pintor de loza. 




En el segundo pregón, Lombo se acuerda de las tres morillas de Jaén, del Anda Jaleo y del Café de Chinitas al que dieron forma el grupo de bailaores que al compás de lo que reprochó Paquiro a Frascuelo por peteneras enlazando con las coplas del Café de Chinitas de nuevo. 

Por seguiriyas con el cante de Lombo y evocando a Manuel Torre y a Manuel Molina la protagonista hizo la que pudo ser la mejor estampa de la noche: sobria, trágica sin llegar al llanto, doliente y expresiva, se aunó con el taranto final con cambio de protagonista que finalizó casi de manera más sobria que la seguiriya. 

Mención honorífica merecen el resto del elenco artístico que actuó tanto la noche del estreno como lo harán el resto del ciclo: Alejandro Molinero, Julia Acosta, Ana Almagro, Andrea Ante, Gloria del Rosario, Lidia Gómez, Águeda Saavedra, Carmen Yanes, Manuel Jiménez, Antonio López, Federico Núñez, Iván Orellana, Isaac Tovar, Lorena Franco, Sebastián Cruz, Vicente Gelo, Juanma Torres y Pau Vallet.



(© Imágenes cedidas por la organización). 






CHANO DOMINGUEZ/MARTIRIO. Teatro Alhambra. 23/05/2024.

 Cuando se juntan dos titanes es difícil precisar cuál de los dos nos llevan al cenit, al éxtasis. Chano Domínguez y Martirio se conocieron ...