martes, 31 de marzo de 2015

Los Banis y Parrita. Industrial Copera.

La sala Industrial Copera programó este sábado pasado, dentro su ciclo anual de espectáculos un concierto digno de recordar para un público cuyos gustos flamencos pasan por lo rumbero, por los temitas aflamencados y por las canciones pegadizas. 
No se les puede llamar flamencos pues su repertorio no pasa por cantar estilos del cante propiamente dicho. Pero cualquiera de los que acudieron a la sala dirían que lo que vivieron fue flamenco puro y duro. 


La trayectoria de Los Banis, que actuaron en primer lugar haciendo las veces de teloneros de Parrita llenaron el local hasta la bandera es envidiable. Una legión de seguidores cantando sus hits más conocidos, haciendo corros y bailando por rumbas a cada momento fue la experiencia de la mayoría de los asistentes. 
Subieron la temperatura de la sala con temas como 'Como me pesa', 'Viento y arena', 'Te has creído tu' o 'La distancia' entre otros. 
Con el ambiente a tope, la distancia temporal que separó a Parrita de los actuantes fue una ruta de miniconciertos, minijuergas improvisadas en las que los bailes y el rumbeo afloraba en cada rincón de La Industrial.
Apareció el maestro y el público se volcó. No sólo al cantar todos y cada uno de sus temas sino cada vez que él invitaba a cantar a su público. 
Cerca de hora y media en el escenario y lo más granado de su repertorio dieron rienda suelta a la plebe que enloqueció con sus estribillos pegadizos: 'Dame un beso vida mía', 'Los gitanos de Lisboa', 'Tiene una sonrisa' o 'tu cuerpo junto al mío'. Fue a partir de su su archiconocido tema 'No me lo creo' cuando los asistentes respaldaron entregados cada letra, cada  estribillo y cada rumba. Porque a partir de aquí y para terminar, entonó aparte de unos fandangos un repertorio por tangos-rumbas que incluyeron tientos, tangos de la Niña de los Peines, jaleos extremeños y hasta La Salvaora de Caracol.
Sin duda una interesante manera de acercar al flamenco a los fans de un cantante que mueve masas.
Eso si, no te perdonamos que no cantaras "Y no pasa nada". 


jueves, 26 de marzo de 2015

ANA CALÍ. 'P'ATRÁS'

Segundas partes nunca fueron buenas, decía el dicho. No siempre se cumple. Segundas partes pueden ser mejores. Mucho mejores. No es extraño entonces, preguntarse por qué Ana Calí vuelve por segundo año consecutivo al ciclo Flamenco viene del sur. El éxito del año anterior le ha abierto las puertas del mismo escenario. Otrora, es el incomprensible hecho de que vuelva a ser el mismo teatro, máxime cuando este ciclo se celebra en otras provincias andaluzas en las que poder disfrutar del baile de Ana. Tuvimos la suerte de verla, si, pero haber participado en otras provincias daría más proyección. Al flamenco y a la granadina. 
En cualquier caso, nos quedamos con una obra cuyo guión se aleja de los cánones a los que estamos acostumbrados. Porque en 'P`atrás' el flamenco viaja a sus ancestros. Sus inciertos inicios, sus formas premusicales conforman un guión musical cuyo hilo conductor se fundamenta en las diferentes estéticas de la bailaora y de sus compromisos estéticos con esas etapas. 
Nueva York como comienzo. El recuerdo a Carmen Amaya. Y taranta algo liviana en el arranque. Menos mal que el espejismo desapareció pues a partir de la primera pieza, la bailaora encadenó las coreografías de los diferentes cantes acordes con los tiempos que representaba. Así, la guajira habanera fue sobria en la vestimenta pero jovial en el contenido. 
La guitarra de Alfredo Mesa es otro cantar. Suena a Granada sin abusar del golpeo ni del rasgueo propio de los tocaores acostumbrados a trabajar sin megafonía. La limpieza de su toque es digna de elogio.
El consecuente recorrido histórico de Calí pasó por las alegrías, Polo (Tobalo y natural) y playeras y/o seguiriyas. Tras estas, zarabanda, romances y arboreá.
Ana posee suficientes cualidades para acometer un argumento sólido en cada baile. Su fuerza expresiva, no sólo facial sino corporal, hacen de ella una bailaora atípica. Atípica porque nada en ella es fingido. Y cuando todo fluye sin necesidad de impostar el producto resultante se traduce como el duende en el cante. 
Para con el cante Alfredo Tejada y Sergio 'El Colorao' se encargaron de versificar los toques de Alfredo. En los pregones Alfredo se rasgó las vestiduras. La réplica fue por romances del 'Colorao'. 
'P`atrás' terminó por el principio; La Gitanilla (1605). Una preciosa estampa en la que Ana le bailó al cántaro del agua desnuda de pies. 
'P'atrás' como espectáculo flamenco es el resultado del estudio musical y dancíntisco del flamenco en el que lo pintoresco como ingrediente principal mantiene el guión. 
Entre actos, la música en off de la soleá de Matías Jorge de Rubio (1860) y la brillante interpretación de la soleá de Julián Arcas (1867) actualizada por Alfredo Mesa cumplieron el objetivo marcado: Acercarse al flamenco tratado desde una perspectiva personal con un resultado excelente. 


domingo, 22 de marzo de 2015

CURSO FLAMENCO 'GRANADA EN EL CANTE'


La Peña de Arte Flamenco La Platería tiene el gusto de informarle del nuevo curso didáctico de flamenco que se impartirá próximamente en nuestra sede.En este nuevo curso que ofrecemos se pretende acercar aún más el flamenco a nuestros socios y no socios. Está enfocado a todos aquellos que quieran profundizar en el conocimiento de los cantes autóctonos de Granada.
OBJETIVOS
  • Conocimiento histórico del flamenco en Granada.
  • Aprendizaje y conocimiento analítico de los cantes autóctonos de Granada, incluido su rico folclore.

  • Ritmo, armonía, métrica y compás de los diferentes cantes.
CONTENIDOS
Las clases serán eminentemente prácticas. Los contenidos, tanto teóricos como prácticos, se colgarán en la red para su consulta, una semana antes de cada sesion, con objeto de que el cursillista tenga acceso a la información y pueda resorver dudas durante la sesion siguiente.
TEMPORALIZACIÓN
El curso se impartirá en la sede de La Platería en seis sesiones de 1`30-h (19:30-21:00-h), los miercoles 6, 13, 20, y 27 de mayo y 17 y 24 de junio.
MATRÍCULA
Se aceptarán por riguroso orden de matriculación hasta cubrir el cupo del aforo. El  plazo de inscripción permanecerá abierto  hasta el 30 de abril  de 2015. Para matricularse, deben de hacer un ingreso o transferencia bancaria a la cuenta corriente de la Platería: ES2204873355712000010661, especificando NOMBRE, APELLIDOS, y como referencia, “CURSO FLAMENCO”.
El resguardo de dicho ingreso será el documento válido de inscripción al curso a presentar el día del inicio del mismo.
El precio es 15 Euros socios y 25 Euros para no socios. 
PONENTE
D. Antonio Conde González-Carrascosa.


viernes, 20 de marzo de 2015

'ESCRIBIENDO EN EL ALFAR'. Antonio Campos

Estamos de enhorabuena. El cantaor granadino Antonio Campos tiene nuevos trabajo discográfico. Guitarrísta, cantaor, poeta. Un trinomio que ha dado como fruto una más que interesante obra en la que, de su puño y letra, canta y recita. Son 47 textos, 7 de ellos cantados y otros cuarenta escritos. Entre ellos encontraremos una zambra una granaina y un corrido de cuño propio, una milonga y una soleá apolá con letras populares y una bulería con texto de Pepe Heredia.  Este disco 'Escribiendo en el Alfar' promete ser un cambio de tercio en la carrera y en la forma de entender el flamenco de Antonio Campos. En la sombra, Javier Ruibal y Juan José Téllez. Todo un acierto. 


Escribiendo en el Alfar es un proyecto donde se dan la mano la música, la literatura y la pintura.
Al igual que el alfarero, que de un poco de barro crea sus obras dándole forma y sentido con sus manos a algo tan simple, básico pero tan majestuoso y complejo como la tierra nace este proyecto.
De un par de pequeños versos musicados empieza a crecer un disco que se convierte en libro con más poemas y con una pintura con sabor a tierra.
Los temas y poemas de Antonio Campos conversan con el piano de Pablo Suárez y con la pintura de Rachid Hanbalí de una forma totalmente natural, como la tierra y el agua forman el barro que moldea el alfarero.
Son siete temas a piano-voz grabados en directo, cuarenta poemas y dieciocho pinturas.
El concepto artístico siempre pasa por el prisma de la sencillez y lo básico, lo realmente importante para cada artista, que es su verdad. Sin artificios ni complejas maniobras, artísticamente es denudarse y de dejarse llevar.
De la simbiosis y el dialogo de las tres disciplinas nace este libro-disco.



jueves, 19 de marzo de 2015

ROCÍO MÁRQUEZ. ¿porqué cantamos?

Es la nueva sensación del flamenco, la nueva generación del flamenco del siglo XXI. Resulta curioso cuanto menos, que habiendo en el panorama flamenco voces tan parecidas a la de Rocío Márquez, sea ella y no cualquier otra la que está triunfando de manera providencial. ¡Algo tendrá el agua cuando la bendicen!-decía el proverbio. Sin desmerecer otras artistas cuyas carreras son también dignas de elogios, el caso de Rocío es paradigmático. 
Los gustos cambian y estos metales de voz, brillantes, lainos, agudos y melismáticos son los que desde hace una década están triunfando. ¿Estaremos volviendo a la ópera flamenca?- Todo apunta a una nueva etapa flamenca: la segunda ópera flamenca. A diferencia de la primigenia, esta no es tan criticada por el público, los aficionados y los ortodoxos. Parece que en la variedad está el gusto y no todo tienen que ser voces rotas, broncas y dañadas por el tiempo y las fatigas. 
Rocío Márquez tiene a su favor, entre otras muchas virtudes, la de innovar. Recoge el testigo de artistas como Pepe Marchena, La Niña de los Peines, Carbonerillo o Vallejo para adaptar sus cantes a un nuevo género musical: la sinfonía flamenca. 
No es fácil adentrarse en el mundo de Pepe Marchena sin caer en el copismo, en la mimetización de su registro tonal y cantaor. Ella sin duda, lo consigue aunque no acaba de romper en ese registro. 
La aventura de Rocío comienza por adaptar las letras de no pocos poetas a estilos del cante con la dificultad que eso entraña. Que le pregunten a Morente. 
Versos de Benedetti, Jorge Manrique, Daniel Olmos, Shakespeare, Teresa de Jesús o Juán Ramón Jiménez y García Lorca para cantes por milongas, 'granainas invertidas', jotillas de Aroche, fandangos o bulerías y rosas. 
Márquez es capaz de lo mejor. La musicalidad de su voz y su búsqueda de sonidos nuevos y melodías propias dan una visión diferente de un recital aparentemente normalizado. Nada más lejos de la realidad. Estamos ante una genial cantaora. Esto no quita que experimentar con la música no siempre sea un acierto. Porque los experimentos son imprevisibles. Y el que dualizó con el Niño de Elche no acabé de entenderlo. No es cuestión de innovar por innovar; es cuestión de hacerlo desde un prisma acorde con el contexto. Y esa noche era la de Rocío. El 'salmo XXI' del cantaor, que utilizó un pedal para grabar sonidos y contraponerlos con su voz su directo, dejó al público tan bloqueado que no aplaudió. No sabemos si por lo fascinante de lo ejecutado o por lo contrario. Para resolver esta duda Rocío se marcó unas seguiriyas de órdago con un remate de Manuel Molina versión Centeno que rompió las copas de los camerinos. O casi. 
Entreactos, el romance a Córdoba con letra del Pastor Poeta, fandangos de Valverde tras la jotilla con versos ligados a tres o remate por fandangos de nuevo acordándose del Carbonerillo. 
Y ahora si, nada de esto hubiese sido posible sin un acompañamiento a la sonanta de Miguel Ángel Cortés a quién habría que darle el Cum  Laude del acompañamiento. Hizo cantar a la guitarra y bailar a las seis cuerdas. Los Mellis al compás, un metrónomo ajustado para la ocasión junto a Agustín Diassera. 



miércoles, 18 de marzo de 2015

PARRITA EN LA SALA INDUSTRIAL COPERA

Los amantes al flamenco más heterodoxo tienen una cita ineludible con un artista inclasificable. Su grandeza estriba no sólo en su amplia discografía sino en sus composiciones y en la legión de seguidores y fans que arrastra. 
La sala Industrial Copera trae a Parrita junto con Los Banis el próximo 28 de marzo. Desde Granadaiflamenco les invitamos a acudir a este concierto.



miércoles, 11 de marzo de 2015

PASTORA BAILA

   Nadie va a venir a estas alturas a descubrir a la gran Pastora. Nadie va a dudar cuál es su escuela. Lo que si sabemos es el poder de tiene para regenerar las formas más clásicas del baile y convertirlas en lo más moderno del flamenco. Le debe a su maestro y padre, a su hermano. Pero el camino por el que ha optado seguir defiere de las formas que estos han enseñado. Ya poco queda de la herencia familiar de aquel espectáculo 'Francesas' donde vimos en su figura la escuela y la impronta de Israel. Un mimetismo ortodoxo que nos descubrió una Pastora capaz de lo mejor. La saga tiene el futuro asegurado.
 Sin embargo el mundo de Pastora gira, avanza y la sevillana adopta una posición claramente diferenciada, personal, ajena en lo conceptual a lo vivido y aprendido aún habiendo en ella sesgos bailaores de todo aquello.
En el teatro Alhambra pudimos observar la regeneración artística de la bailaora. Días antes, en Jerez triunfó con otro espectáculo en el que su padre se llevó las medallas, sin desmerecer a la hija.
'Pastora baila' es eso que indica el título. Un homenaje a la danza flamenca, a las posturas más variopintas del baile, a la personalidad arrolladora de una artista joven que busca un camino en el que brilla sin ostentaciones. Técnicamente está de diez. A esto sumamos la gracia propia de una bailaora que es capaz de convertirse en una gitana vieja trianera y contonear las caderas como se hacía antaño, dejando de lado la búsqueda de la ejecución sistemática y dejándose llevar por la música, por la fiesta, por el ambiente. 
Pastora no se bajó del escenario en ningún momento. Este guión lo conocemos en otras artistas (Rocío Molina). Es admirable la capacidad de ambas para reconvertirse en otras bailaoras siendo una misma con apenas una taleguilla o un mantón de manila atado al cuerpo, como fue el caso de Pastora.
Con traje negro y adornos, rellenó todo el espacio vital del que disponía para 'venderse'. Da igual que baile pregones, cantados por Cristian Guerrero o Jesús Corbacho y musicalizados a la perfección por Ramón Amador, da igual que por seguiriyas se abandone, como hacen los cantaores y se deje llevar por el cante; Pastora no tiene medida. Y con ella aparece el todo. Desde la capacidad de transmitir con sus caderas hasta el recorrido de sus muñecas por el aire. 
Sobró en el comienzo del espectáculo la referencia al tapizador ambulante ('Ha llegado a su localidad el camión del tapicero'). No acabamos de entender si era un recuerdo de su infancia o uno de sus guiños a no se sabe qué. 

La conversión de pastora en diferentes mujeres, en diferentes estéticas vino con la Mariana rematada con sevillanas corraleras, transformándose en las corraleras de Lebrija (no las cantaoras) cargadas de contoneos y provocaciones en sus movimientos.
Jesús Corbacho tuvo su momento de gloria por malagueñas y fandangos de Lucena y Albaicín. Este dio paso a Jacob que arrancó con fandangos naturales en los que Pastora le respondía con su baile cuál guitarra juega a la pregunta-respuesta en tal cante. Lo mejor estaba por llegar con la bulería por soleá. Pastora es flamenca hasta sentada. Así que motivada y dominada por el duende el Big-bang llegó. Braceo y juego corporal de órdago, sin abusar apenas de pies en ningún momento y dotando al baile de una carga expresiva inusual. Y eso que no es el mejor día que hemos visto a Pastora. Porque a pesar de dejarlo todo en el escenario, en ocasiones faltó un 'pellizquito' de para terminar de decir 'Aquí está Pastora'.
Los tientos posteriores fueron a parar al cante para salir ella por tangos: Graná y Triana. En estos últimos ella tiene el testigo del baile del siglo XIX. Terminó con alboreá, como cualquier boda gitana con continuos contoneos y tambaleos ciertamente provocadores. Como es ella.


miércoles, 4 de marzo de 2015

ROTUNDO EXITO DEL FLAMENCO GRANADINO EN EL FESTIVAL DE JEREZ

Este años han sido varios los artistas que han visitado las tablas de diferentes escenarios del Festival de Jerez. La totalidad de ellos han triunfado no sólo a los ojos del público sino a las críticas miradas y conocimientos de algunos de los mejores críticos flamencos del panorama nacional. Granada y sus flamencos se merecen el éxito obtenido en esta edición del festival y por ello recogemos algunas de las reseñas/críticas de mis compañeros en relación a los espectáculos de artistas granadinos. Merece la pena leerlos y que Granada y su gente se den cuenta de la inmejorable nómina de artistas que tenemos.

LA MONETA. 'Paso a paso'

http://www.elmundo.es/andalucia/2015/02/24/54ec3834268e3ee1108b456f.html

http://aticoizquierdaflamenco.blogspot.com.es/2015/02/xix-festival-de-jerez-paso-paso-resena.html

http://www.deflamenco.com/revista/resenas-actuaciones/xix-festival-de-jerez-fuensanta-la-moneta-paso-a-paso-1.html

http://www.diariodejerez.es/article/xixfestivaldejerez/1969754/la/simpleza/lo/complejo.html

PATRICIA GUERRERO. 'Touché'

http://www.diariodejerez.es/article/xixfestivaldejerez/1974464/tocada/por/la/varita/la/sensibilidad.html

http://www.deflamenco.com/revista/resenas-actuaciones/festival-de-jerez-cia-antonio-gades-fuego-ana-salazar-patricia-guerrero-1.html

http://flamenco.masjerez.com/flamenco/2015/03/01/1425206763.html

IVÁN VARGAS. 'Savia nueva'

http://flamenco.masjerez.com/flamenco/2015/02/28/1425120342.html

http://www.diariodejerez.es/article/xixfestivaldejerez/1973519/la/reconquista/baile/granadino.html

http://www.deflamenco.com/revista/resenas-actuaciones/festival-de-jerez-ruben-olmo-la-tentacion-de-poe-los-carpio-ivan-vargas-savia-nueva-1.html

CHANO DOMINGUEZ/MARTIRIO. Teatro Alhambra. 23/05/2024.

 Cuando se juntan dos titanes es difícil precisar cuál de los dos nos llevan al cenit, al éxtasis. Chano Domínguez y Martirio se conocieron ...